Última Hora Fallece el montador José Salcedo, un histórico del cine español y ganador de tres Goya

Familia - Padres hijos

Las mamás blogueras revolucionan la Red

Los blogs sobre maternidad han proliferado de manera notable en los últimos años en la red ante la necesidad de compartir experiencias personales

Internet se ha convertido en el mejor punto de encuentro en el que muchas madres y futuras mamás comparten preocupaciones, experiencias y alegrías sobre la maternidad. Y la mejor muestra de ello son las «madres blogueras», una comunidad ávida de información y con muchas historias que contar.

«Mi blog surgió a raíz de leer otros, comentar y compartir información, pero me di cuenta de que necesitaba expresarme más», explica Teresa Zafra, autora del blog «Las aventuras de una madre primeriza», un espacio muy personal que evoluciona al mismo tiempo que su autora. «Antes escribía muchos post relacionados con el embarazo», comenta, pero a raíz de ser madre, hace apenas unos meses, Teresa comparte otro tipo de información con sus lectoras: todo aquello que tiene que ver con su nuevo papel como mamá.

Los blogs sobre maternidad han proliferado de manera notable en los últimos años. «Yo comparto mi experiencia personal y me ha servido para relacionarme con gente que tiene una situación parecida a la mía. De hecho, ahora tengo nuevas amigas gracias al blog», asegura Teresa, para quien esta nueva herramienta constituye un nexo de unión propio del mundo tecnológico en el que vivimos.

«Es un patio de vecinas 2.0, más preparadas, más profesionales, más expertas, pero con las mismas ganas de hablar y de compartir…», asegura, por su parte, Eva Quevedo, autora del irónico y divertido «Blog de Madre». «Somos unas auténticas maestras en comunicar sentimientos. Ahora tenemos la posibilidad de contarle al mundo lo que nos pasa en el mismo momento en que sucede», explica. Y esto fue lo que le pasó a Eva Gracia, cuyo blog, «Mamá Contra Contracorriente», nació «tras la inmensa felicidad que tuve tras tener a mi primer hijo, después de una búsqueda eterna y un embarazo muy difícil. ¡Necesitaba contárselo a todo el mundo!», reconoce.

Un buen servicio

Estas tres mujeres son madres, trabajadoras y autoras de un bitácoras a los que sus lectoras no quitan ojo porque ofrecen un buen servicio. «A diferencia de otros tipos de blogs, como de moda o viajes, los de maternidad ofrecen información útil. Un viaje o una prenda de vestir son cosas prescindibles pero un hijo no, y tienes que aprender a ser madre sí o sí», afirma Teresa.

«Cuando te conviertes en madre necesitas gran cantidad de información y la red es un buen sitio para encontrarla», comenta también Eva Quevedo. «Las familias cada vez son más pequeñas y lo que antes te contaba tu abuela, ahora te lo cuenta internet. Lo importante es darse cuenta de que se trata de opiniones personales basadas en la experiencia de cada uno», puntualiza la joven.

Pero, además, la autora de «Mamá Contra Contracorriente» apunta otro dato muy interesante en cuanto al «boom» de estos blogs: «Cuando estamos felices parece que podemos compartirlo con cualquiera, pero cuando atravesamos momentos complicados muchas veces no sabemos a quien recurrir, la gente te da la espalda… Ahí es cuando una mamá se sienta frente al ordenador y busca a alguien que pueda apoyarla».

El cariño de las lectoras

Aunque las tres blogueras recuerdan que ellas no son profesionales de la sanidad, se sienten muy queridas y apoyadas por una comunidad que les anima a seguir y les agradece cada día que compartan sus experiencias personales. «De las cosas más bonitas que he aprendido con el blog – dice Eva Quevedo- fue darme cuenta de cómo gente absolutamente desconocida puede influir en tu vida de una forma brutal. Casi todos los días recibo algún mail de mujeres que no conozco, que me hablan como si fuese su amiga, me cuentan cómo se ríen y me dan las gracias».

De hecho, las seguidoras de Teresa Zafra estuvieron durante unos días en vilo al no tener noticias de ella: «No actualizaba el blog y tampoco escribía nada en Twitter ni Facebook... ¡y todo porque estaba parto!», recuerda con cariño. «La gente te echa de menos enseguida», asegura.

Eva Gracia también recibe muestras de cariño constantes: «Me escriben muchos correos que me cuenta experiencias parecidas a la mía y me dicen que les ha sido de ayuda leerme» y reconoce que «esa es mejor parte de tener el blog: saber que compartir es algo bidireccional, que no sólo te alivia sino que ayuda a otras personas a sanar sus heridas o a sentirse acompañadas».

Así que está claro que ninguna puede abandonar su blog, aunque ellas mismas tampoco se lo plantean. «Me imagino que habrá que reconventirlo o hacer un descanso porque, al igual que la vida misma, la de un blog también tiene fases», apunta la autora de «Las aventuras de una madre primeriza». Lo que nadie sabe, de momento, es cómo serán en un futuro los blogs, pero está claro que las historias de madres e hijos seguirán teniendo un hueco propio en el mundo 3.0, 4.0 o como quiera llamarse.

Toda la actualidad en portada

comentarios