Padres e Hijos

Familia

Padres e Hijos

Las cinco claves para proteger la piel de los niños en verano

Día 24/06/2013 - 17.19h

De 12 a 16 horas no hay que exponer a los niños al sol

Esta semana estarán prácticamente abiertas todas las piscinas y muchas familias empezarán a disfrutar, por fin, de los primeros rayos de sol, lo que supone también tomar en cuenta una serie de precauciones para cuidar nuestra salud. Sobre todo hay que proteger a los más pequeños del sol. La doctora Virginia Sánchez, jefa de Dermatología del Hospital de Sanchinarro, explica qué cuidados y precauciones debemos aplicar con nuestros hijos:

La piel de los niños presenta unas características que la diferencian de la piel del adulto. Aunque es una piel más suave, en realidad posee una capa externa protectora (capa córnea) más fina por lo que la probabilidad de erosión, infección o quemadura solar es considerablemente mayor que la del adulto. El hecho de carecer de vello también contribuye a la fragilidad de la piel infantil. Los adultos poseen una mayor cantidad de sebo cutáneo y anticuerpos específicos en la piel que les protegen frente a cualquier agresión externa, mientras que la piel del niño se encuentra mucho más expuesta debido a estas carencias.

1. ¿Cuáles son los cuidados básicos de la piel del niño?

—Lo primero y más importante es la higiene de la piel. Teniendo en cuenta que la piel del niño presenta menos defensas naturales frente a las infecciones, no debemos desatender el baño diario. Hay un falso mito que recomienda no bañar a los niños todos los días pero esto no es cierto. Lo que si es recomendable es que el baño sea corto, con agua templada y con jabones «sin jabón» o «syndets» (sin detergentes). De esta forma a la vez que limpiamos la piel la hidratamos.

—Inmediatamente después del baño y con la piel todavía húmeda, hay que aplicar una sustancia hidratante que puede ser en cualquier textura: aceite, loción, leche o crema. No es necesario que sean específicas para niños pero sí que no lleven perfumes ni sustancias distintas de aquellas ideadas para hidratar la piel.

—Evitar la exposición solar. Y esto es fundamental porque en la infancia se recibe el 50-80% de la exposición solar de toda la vida. La piel de los niños es más susceptible de sufrir una quemadura solar y las quemaduras solares en la infancia multiplican por dos el riesgo de melanoma. Los hábitos de exposición solar saludables hasta los 18 años reducen significativamente el riesgo de cáncer de piel.

2. ¿Cuáles son estos hábitos saludables de exposición solar infantil?

—No exponer a los niños al sol de 12 a 16 en verano: Fuera de estos horarios hay que recordar que la mejor protección solar es la ropa (cuanto más gruesa y oscura más protege).

Existen diferencias entre los niños de piel más clara y aquellos de piel es oscura. Los primeros deben utilizar filtro solar siempre, ya que con los rayos que atraviesan los filtros solares tienen más que suficiente para su síntesis de vitamina D y el resto de efectos beneficiosos del sol. Los niños de piel oscura pueden no utilizar filtros en las horas de menor intensidad de radiación solar (antes de las 10h de la mañana y después de las 18h).

—Los filtros ideales para los niños son los filtros físicos, ya que los químicos presentan mayor riesgos de irritación y alergias. Los recién nacidos y niños menores de un año no deben ser expuestos directamente al sol si el índice ultravioleta es mayor de 5. Esta es una medida útil y de fácil acceso en internet que nos ayuda a decidir las horas de exposición solar para nuestra familia (siempre menor de 5-6).

—Los primeros rayos solares de la temporada son los más peligrosos por dos motivos: porque nos pilla desprevenidos, sin filtro, sin gorro etc… y porque la piel aún no ha sintetizado la melanina que la protegerá después, el resto del verano.

—Hay que aclarar que el sol es el mismo en el patio del colegio que en la playa, jugando en el parque con la arena o en la piscina, corriendo al pilla-pilla o subiendo al tobogán…

—Ponerles siempre gorro y gafas de sol.

3. ¿Deberíamos ponerles protección todos los días del año?

En inverno: si el niño presenta una piel clara es recomendable ponerles el filtro por la mañana o antes de salir al patio del recreo. Si la piel es oscura no es tan importante.

En verano: hay que ponerles filtro a todos por la mañana y media hora antes de salir al recreo (sobre todo el del mediodía).

En España el aumento en la incidencia del melanoma en los últimos 20 años ha sido del 200% (con mayor frecuencia en mujeres). En Estados Unidos y en Australia, la incidencia es el doble y el triple que en España respectivamente. La mortalidad por melanoma en todo el mundo sigue aumentando…

4. ¿Cuándo visitar el dermatólogo?

Los niños comienzan a desarrollar lunares y manchas desde los cuatro o cinco años. Aunque el riesgo de melanoma en la infancia es muy bajo, no es inexistente, por lo que es conveniente revisarlos una vez al año.

5. ¿Además de la protección con cremas solares, existen otros cuidados para tener una piel sana siempre?

El mejor cuidado es evitar la exposición solar en las horas centrales del día y en especial en los meses de verano. El uso de gorro, gafas de sol y ropa con filtro solar son costumbres que nos ayudarán a mantener la piel sana y bonita. Además, limpiar e hidratar la piel todos los días contribuye a mantener su manto lipídico protector en condiciones óptimas.

Compartir

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Sigue ABC.es en...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.