Los niños pueden ir a campamentos de verano en su propia urbanización

Los niños pueden ir a campamentos de verano en su propia urbanización

Así se evita que los padres se trasladen para dejar y recoger a los hijos

Actualizado:

Se trata de una fórmula innovadora que intenta facilitar la vida a los padres trabajadores con niños a los que les han dado las vacaciones escolares y no tienen con quién dejarles. Esta opción de campamentos evita que los padres se tengan que desplazar para dejar a sus hijos y, posteriormente, ir a buscarles.

Funny Camp es una empresa formada por educadores, animadores, técnicos deportivos y de tiempo libre que se desplazan a la urbanización del cliente para amenizar la jornada a un grupo mínimo de cuatro niños. Trabajan durante los meses de junio y julio y se puede contratar por semanas sueltas, según la necesidad de los padres.

Durante 2012 participaron en esta modalidad de campamentos 1.500 niños. Los precios están entre 51 y 85 euros la semana, y los hermanos tienen un 15% de descuento.

Más datos: www.funnycamp.es