Familia - Padres hijos

¿Cuál es la edad para usar las redes sociales?

Pocos se extrañan ya de que niños de 11 y 12 años tengan uno o varios perfiles en diversas redes sociales. Estas plataformas ya forman parte del día a día de los adolescentes (y preadolescentes) de hoy. E incluso, de chicos de menor edad. Con los consiguientes riesgos que conllevan. Algo de lo que ya ha alertado recientemente el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez. En el Congreso de los Diputados se lamentó de que en Europa los niños empiezan a utilizar internet a partir de los nueve años.

Los muchos peligros y riesgos que acechan en la Red. Por eso, cabe pregúntarse cuándo está preparado un chaval para moverse por estos foros, cuál es la edad más recomendable para que un adolescente comience a usar las redes sociales, una preocupación que trae de cabeza a muchos padres.

En España el acceso a estas plataformas esta regulad

Los niños y adolescentes pasan parte de su vida en mundos paralelos como Tuenti y Facebook, es una realidad imparable y parece que irreversible. Y lo hacen cada vez antes, pese a que ambas redes sociales requieran de una edad mínima de 14 años o de autorización paterna. El 11,9% de los niños de 9 y 10 años tienen un perfil en una red social, porcentaje que sube al 43% entre los 11 y 12 años, al 75,2% entre los 13 y 14 años y al 88,9% entre los 15 y 16, según un estudio de EU Kids Online que se puede descargar aquí. La hija de Eduardo se abrió un perfil en Tuenti cuando tenía 13. También muchos de sus compañeros de clase, incluso su primo pequeño, con 11, tiene uno. Es muy fácil: basta con falsear el año de nacimiento.

¿Por qué no se puede usar Tuenti con menos de 14 años?

La pregunta está muy relacionada con nuestra reciente entrada “Tuenti secreto”, que Raquel probablemente ha leído y que quizá ha provocado su consulta.

Efectivamente, las redes sociales de uso general como Tuenti, es decir, las que carecen de controles especiales de contenidos y abiertas a todos los usuarios, no admiten usuarios menores de 14 años. Esta es la edad límite en España, pero no es la misma en todos los países. Por ejemplo, en USA, la edad mínima que hay que tener para usar legalmente una red social es 13 años.

La razón legal para que esto sea así la encontramos en nuestra legislación, concretamente en el artículo 13.1 del Reglamento de Desarrollo de la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos):

“Artículo 13. Consentimiento para el tratamiento de datos de menores de edad.

1. Podrá procederse al tratamiento de los datos de los mayores de catorce años con su consentimiento, salvo en aquellos casos en los que la Ley exija para su prestación la asistencia de los titulares de la patria potestad o tutela. En el caso de los menores de catorce años se requerirá el consentimiento de los padres o tutores.”

Este artículo prohíbe a cualquier empresa o entidad registrar datos de menores de 14 años sin el consentimiento de los padres. Estas redes sociales no tienen medios para recoger este consentimiento paterno, por tanto no sería legal que registraran a los menores de esta edad.

Esta es una razón legal, de obligado cumplimiento y por tanto, es razón suficiente para que los menores de 14 años no utilicen este tipo de redes sociales.

Pera realmente hay muchas otras razones éticas por las cuales un menor no debe relacionarse libremente en un lugar donde los engaños y peligros son del todo habituales.

De la misma manera que no dejamos que los niños afronten ellos solos algunas situaciones peligrosas en la vida real hasta que no han alcanzado cierto conocimiento y experiencia, así debe ocurrir también con todo aquello relacionado con el mundo de Internet.

Estamos cansados de leer noticias continuamente sobre los problemas que nos pueden llegar a través de la red. Todo tipo de timos, cada vez más sofisticados, suplantaciones de identidad, acoso a menores con fines sexuales (grooming), acoso entre menores (ciberbulling), virus, gusanos, etc.

Como conclusión podemos decir que legalmente no es posible el uso de estas redes sociales por menores de 14 años e incluso a partir de esa edad es necesario conocer el funcionamiento y los riesgos asociados.

Los jóvenes de estas edades deben aprender pronto a reconocer los peligros que existen en Internet y a confiar en los padres para consultarles todo aquello que les produzca sospecha. Esto implica, por tanto, que los padres deberán mantenerse informados y ser capaces de responder y asesorar a sus hijos en este mundo virtual.

Toda la actualidad en portada

comentarios