Padres e Hijos

Padres e Hijos / familia

Diez formas de evitar que un bebé más muera en un paso de cebra

Día 24/06/2013 - 17.16h
Temas relacionados

El niño arrollado en Fuerteventura reabre el tema de la seguridad de los bebés en la vía urbana

Diez formas de evitar que un bebé más muera en un paso de cebra

Es indudable que la calle es la gran fábrica de estímulos para los más pequeños, donde estos aprenden observando las luces, sonidos, colores, personajes que la habitan. De hecho, todos los expertos infantiles resaltan que pasear supone una gran recepción sensorial imprescindible para el desarrollo y aprendizaje de los más pequeños. Pero, tal y como señala Mª Ángeles Miranda, (Logieduca) y vicepresidenta de la Asociación Nacional de Seguridad Infantil, que las ciudades están hechas por y para adultos «es un hecho». «Y como tal —prosigue—, supone un concepto clave cuando hablamos de la seguridad vial infantil y el punto de partida sobre el que actuar para adecuar los espacios y entornos, así como el factor a tener en cuenta para incorporar medidas preventivas que nos ofrecerán el objetivo saludable que persiguen los paseos diarios».

Esta Asociación propone tener en cuenta los siguientes riesgos desde el primer paseo con el bebé en un cochecito o silla de paseo, de forma que podamos gestionarlos de manera eficaz:

1.Seguir las instrucciones del fabricante del coche o silla de paseo, no instalando pesos adicionales que les haga perder la estabilidad así como la seguridad que la certificación del producto le ha otorgado. Por ejemplo los manillares no pueden soportar pesos de bolsas de la compra, para ello se debe usar las cestas inferiores.

2.Los bebés han de llevar siempre los arneses de sujeción, es muy importante que así sea para evitar que ante cualquier choque con un bordillo o golpe accidental, el bebé pueda salir despedido de la silla, cuco o portabebés, así como a medida que vaya creciendo pueda deslizarse o salir en un descuido.

3. Ante los cruces en semáforos o pasos de peatones (que no todos los conductores respetan) debemos asegurarnos que el vehículo está parado y nos deja cruzar.

4. Mientras esperamos un cruce NO ADELANTAR EL COCHE O SILLA DEL BEBÉ, éste debe estar en línea con nosotros o por detrás, son demasiados los accidentes que ocurren por esta causa, automóviles o motos que pasan muy cerca de la acera y un mínimo golpe puede desestabilizar el sistema de paseo y hacerlos caer.

5.NO cruzar jamás entre vehículos aparcados o parados, lo primero que ocuparía la calzada sería el coche del bebé y nuestra visibilidad y campo de actuación es limitado, éste es además un acto que los más pequeños copiaran de los adultos de forma natural, repercutiendo de forma muy negativa en su educación vial, recordar que la unificación de criterios entre lo que decimos y lo que hacemos los adultos es vital para su aprendizaje.

6. Si paseamos con niños de diferentes edades, utilizar los patinetes certificados para tal fin que se instalan en las sillas o coches de paseo, y cinturones de muñeca según el caso de forma que podamos tener controlados y sujetos en todo momento a los dos menores.

7.Especial atención a las entradas y salidas de los aparcamientos, no siempre la construcción de la salida y entrada a los mismos otorga la visibilidad necesaria a los conductores y mucho menos a los peatones, por ello todos los sentidos son necesarios (evitar escuchar música mientras se disfruta del paseo, ya que se pierde uno de los sentidos), asegurarnos de que no circula ningún automóvil antes de adelantar el coche del bebé. Y desde aquí aprovechamos para aconsejar a todos los propietarios de estas instalaciones que se coloque un espejo de visualización panorámico para que tanto conductores como peatones se cercionen de un cruce seguro. Así mismo en el interior de los aparcamientos debemos caminar y cruzar por las zonas establecidas para ello, extremando las precauciones ya que la anchura de los pasos no siempre va a acorde con la del cochecito del bebé.

8.A la hora de introducir la silla o coches de paseo dentro del automóvil, colocaremos al bebé en un SRI, siempre desde el lado de la acera, nunca por el extremo de la calzada de tráfico. Una vez que el bebé esté sujeto con los arneses, guardaremos la silla o coche en el maletero jamás en el interior del vehículo (recordar que ante un impacto o frenada brusca cualquier elemento sin sujeción saldría despedido como un proyectil con terribles consecuencias por la energía cinética derivada de la colisión o frenada y con un peso muy superior a su volumen).

9. Al salir del automóvil, la primera operación es sacar la silla o coche, abrirla y frenarla en un espacio peatonal y bajo nuestro control, para después instalar al bebé, sujetarlo con el arnés y una vez cerrado el vehículo desfrenar.

10. Y por último, la visibilidad de la silla o coche de paseo (y nuestra) es muy importante, por ello utilizar elementos reflectantes o similares que en situaciones de escasa visibilidad natural, no impida a un conductor que nos reconozca.

Sobre Logieduca

Asociación Nacional de Seguridad Infantil

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Sigue ABC.es en...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.