El alumno de un colegio concertado cuesta la mitad que el de un centro público
Minuto de silencio por los colegios concertados en el Colegio Cervantes de Córdoba - rafael carmona

El alumno de un colegio concertado cuesta la mitad que el de un centro público

Actualizado:

El coste por alumno en la enseñanza pública varía mucho de una Comunidad Autónoma a otra. Entre los 11.000 euros que cuesta en el País Vasco a poco más de 5.000 en Andalucía. A pesar de esa gran oscilación, de forma general, un estudiante de una escuela concertada cuesta la mitad que el de un centro público.

Estos son algunos de los datos que ha adelantado la Confederación Española de Centros de Enseñanza (Cece) (organización empresarial de centros de enseñanza privados y concertados) durante la presentación de su próximo congreso nacional, que se celebrará en Pamplona del próximo 24 al 26 de octubre. En este foro la entidad presentará el Informe de Libertades que elabora anualmente a partir de datos del Ministerio de Educación. Una de las conclusiones que se adelantó en la rueda de prensa es que País Vasco y Navarra siguen liderando el ranking español de libertades educativas en lo que se refiere a ratio y gasto.

La demanda social de estos centros aumentaba, pero se ha frenado con la crisisEl presidente de la Cece, Antonio Rodríguez-Campra, denunció los problemas a los que se enfrenta la enseñanza concertada. La demanda social que tenían estos centros ha ido en aumento en los últimos años, pero la crisis ha frenado esa tendencia creciente. No solo se trata de que tengan menos alumnos, sino que además estos colegios también están sufriendo serios problemas de financiación cuando se trata de recibir las aportaciones que deben realizar las administraciones públicas. Por estos motivos, algunos colegios se han visto obligados a recurrir a préstamos de entidades bancarias.

En el concierto, las partidas que provienen de las Comunidades Autónomas y del Estado para los gastos de funcionamiento y mantenimiento de los centros (agua, calefacción, luz, personal no docente...) no llegan a cubrir el 60% de los costes en los mejores casos. Y a la hora de pagar, los retrasos se acumulan en regiones como Castilla-La Mancha (hasta de un año), Cataluña y Valencia. «Sustituir lo que estamos haciendo nosotros supondría al Estado un 40% más del coste por alumno», afirmó Rodríguez-Campra. Según sus datos, los centros concertados ahorran al Estado 7.300 millones de euros.