Vídeo: C.M.
VÍDEOS abc

Mensos, mensajeros con mensaje ecológico

Actualizado:

Joven, triatleta, emprendedor y experto en logística. Alejandro Corroto es el fundador de Mensos, una empresa de mensajería sostenible: sus repartidores van en bicicleta ahorrando a los ciudadanos las emisiones de CO2 de una furgoneta o moto, pero también ahorran tiempo a sus clientes; la bicicleta se perfila como el transporte más rápido, en casi cualquier ruta, para moverse por una gran ciudad como Madrid. Y está comprobado.

Una aceleradora de proyectos de emprendimiento social, UnLtd Spain vio el valor medioambiental y social de la idea y recibieron ayuda en forma de capital semilla y asesoramiento. Evidentemente, la principal inversión se hizo en bicicletas. Capitalizar el paro para comprar vehículos de dos ruedaspensados para el transporte de mercancías en ciudad.

Las herramientas de trabajo de Mensos proceden de Alemania y han sido especialmente diseñadas para mejorar su maniobrabilidad en ciudad con un ancho de solo 60 cm. y una gran capacidad de transporte, hasta 100 kilos de carga que equivalen a media cabina de una furgoneta tradicional.

David contra Goliat en la ciudad

El intradía y el servicio urgente son dos de sus armas para entrar en un mercado dominado por multinacionales, una calle cortada, obras o los habituales atascos de la capital son incidencias que retrasan a un vehículo a motor pero no a un mensajero en bici. Para Corroto, sus peores enemigos son la lluvia y el viento, pero en una ciudad como Madrid, su incidencia es muy escasa y las cuestas, se llevan mejor con la asistencia del motor eléctrico de sus vehículos.

Como en cualquier empresa reciente, las nuevas tecnologías juegan un papel importante, grupos deWhatsapp y una aplicación en la nube con las rutas, que pronto se convertirá en un software de geolocalización capaz de organizar de la manera más eficiente repartos, rutas y mensajero asignado.

Estos mensajeros con mensaje no sólo venden rapidez y eficacia, el secreto de su éxito en apenas un año de vida, reside también en una filosofía de alto valor añadido para muchos de sus clientes: un servicio totalmente ecológico y socialmente responsable.