40 países participarán en el certamen de Viena

Australia competirá en el próximo festival de Eurovisión

El país oceánico podrá participar en esta edición como homenaje a los 60 años que cumple el festival. Sólo en caso de ganar volvería a concursar en 2016, aunque el certamen se celebraría en un país europeo y sería financiado en parte por la televisión australiana

Actualizado:

Europa amplía sus fronteras. Por primera vez en sesenta años, un país oceánico podrá competir en el festival de Eurovisión. La UER, ente organizadora del famoso certamen, ha anunciado hoy que Australia será participante de pleno derecho en la próxima edición del show, que tendrá lugar entre el 19 y el 23 de mayo en Viena. Su inclusión servirá como homenaje al concurso, que este año alcanza su 60 aniversario, por lo que sólo podrá participar esta vez excepto si finalmente se alza con el triunfo. En ese caso, la UER ha precisado que el festival de 2016 no se celebrará en Sidney sino que será un país del continente europeo el encargado de acoger el certamen y los gastos correrán en parte a cargo de la cadena australiana. «Estamos muy contentos de tener esta oportunidad histórica. Llevamos 30 años emitiendo Eurovisión y el amor de los australianos por este festival es cada vez mayor», asegura Michael Ebeid, director general de la SBS, la televisión que ofrece cada año el concurso y que será la responsable de la candidatura. Para Jon Ola Sand, supervisor ejecutivo del certamen, «es un paso atrevido pero a la vez emocionante. Es nuestra manera de decir: ¡vamos a celebrar esta fiesta de los 60 años juntos!».

La SBS todavía no ha desvelado cuál será su sistema para elegir al cantante o grupo que les represente por primera vez en Eurovisión, pero todo parece indicar que será elegido de forma interna ya que la candidatura debe estar presentada antes de mediados de marzo. Australia participará directamente en la final, por lo que serán 27 los aspirantes al triunfo en la gran gala del sábado 23 de mayo. Podrá además votar en ambas semifinales, aunque la UER todavía está estudiando si establece el sistema mixto de voto habitual (publico + jurado) dada la enorme diferencia horaria.

2,7 millones de australianos siguen Eurovisión

Eurovisión es todo un acontecimiento en Australia. Desde hace más de treinta años, la cadena pública emite con gran éxito el festival. Tanto la SBS como los eurofans han reclamado en muchas ocasiones la entrada del país en un concurso que, pese a celebrarse en las antípodas, atrae a cada vez más espectadores. El año pasado, la UER autorizó su participación en Copenhague como país invitado en el intermedio de la segunda semifinal, donde actuó la cantante Jessica Mauboy. En total, 2,7 millones de australianos vieron alguna de las tres galas de una edición que acabó ganando la austriaca Conchita Wurst.

Israel o Azerbaiyán, en Eurovisión sin ser europeos

Australia no es el único país no europeo que ha participado alguna vez en el festival. Las reglas del certamen establecen que sólo pueden concursar aquellas televisiones (en su mayoría públicas) que forman parte de la Unión Europa de Radiodifusión (UER) y se encuentran de la zona geográfica comprendida entre el paralelo 30 norte y el meridiano 40 este con Greenwich como referencia. Por eso, países como Azerbaiyán, Marruecos o Israel han podido concurrir y otros que aún no se han estrenado como Líbano, Qatar o Túnez tienen la puerta abierta para hacerlo. Sin embargo, Australia será el primero que participe quedándose fuera de la zona geográfica. No obstante, muchos cantantes de origen australiano ya han cantado en Eurovisión e incluso alguno ha ganado. Es el caso de Johnny Logan, el único artista que ha vencido dos veces en toda la historia del certamen, y que pese a vivir toda su vida en Irlanda, nació en Melbourne. Gina G (Reino Unido, 96), Jane Comerford (Alemania, 2006) o la famosísima Olivia Newton-John (Reino Unido, 1974) son otros ejemplos.