Pueblos √ļnicos

El centro andaluz de la Iglesia

Llave en la resolución de la Reconquista, la localidad malagueña llegó a ser la segunda urbe más grande de Andalucía. Sus 33 templos la convierten en la ciudad con más iglesias por habitante de España

Colegiata de Santa María la Mayor, la primera iglesia renacentista de Andalucía
Colegiata de Santa María la Mayor, la primera iglesia renacentista de Andalucía - ABC
FERNANDO DEL VALLE - Actualizado: Guardado en: Verano

Pese a que históricamente ha presumido de ello e incluso lo reivindica con un hito a la manera del kilómetro cero de la Puerta del Sol, Antequera no es el centro geográfico de Andalucía. Así lo certificó un informe oficial en 2015, que mediante los métodos más sofisticados situó este punto al sur de la provincia de Córdoba, en el término municipal de Monturque.

Pero a los antequeranos les da igual. Más allá de lo que digan los satélites, la antigua Antikaria romana, bajo el regazo de la sierra del Torcal, ha sido eje histórico de las comunicaciones en el sur de España y lugar preferido de asentamiento humano desde la Edad del Bronce. Ahí quedan sus conocidos dólmenes, ya declarados el año pasado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Construcciones megalíticas que miran a la mágica Peña de los Enamorados y en el solsticio de verano se dejan embrujar por sus fascinantes amaneceres, que tanta literatura han dado al municipio malagueño. Salga el sol por Antequera y que se ponga por donde quiera, cuenta la leyenda que diría años después -concretamente en 1410- el infante don Fernando antes de arrebatar a los árabes su alcazaba, llave del Reino de Granada.

Salió el sol y a partir de entonces comenzó el verdadero florecimiento de la ciudad. En sólo 20 años pasó de 2.000 a 15.000 habitantes. Si importante fue la explosión civil, no lo fue menos la religiosa. Primero la iglesia de San Zoilo, pero luego la fundación por los Reyes Católicos de la Colegiata de Santa María la Mayor, primera iglesia renacentista de Andalucía, fue el germen; durante los siglos siguientes Antequera se fue poblando de iglesias y conventos como pocos otros lugares de su entorno. Hasta el punto de que con sus 33 templos es considerada hoy en día la ciudad española con más edificios religiosos por habitante.

La que pudo convertirse en capital andaluza durante la Transición y llenarse de funcionarios bulle hoy grande e industriosa. Pero es también un canto a la quietud que prodiga su sucesión inacabable de retablos, columnas, arcos, capillas o ermitas. O cenobios donde aún perdura el torno ante el que adquirir exquisitos dulces navideños elaborados por las monjas que los habitan. Una deliciosa y armónica mezcla de estilos arquitectónicos, colores y sabores en la que da gloria perderse.

Toda la actualidad en portada

comentarios