El Rey Felipe VI, y Pedro Sánchez, posan tras la promesa del cargo de los nuevos ministros
El Rey Felipe VI, y Pedro Sánchez, posan tras la promesa del cargo de los nuevos ministros - EFE
Moda

El nuevo Gobierno, un estilo sobrio y funcional

El nuevo ministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta, apostó por un traje más entallado y en un azul marino más claro, «quizá ha preferido algo más juvenil, más fresco», explica Rafael García, director del Grado en Diseño de Moda de ESNE

MadridActualizado:

Las once mujeres y los seis hombres del Gobierno de Pedro Sánchez prometieron ayer sus cargos ante Felipe VI en La Zarzuela con una indumentaria «funcional y sobria», unos estilismos que evidencian que por encima de la imagen está «la profesionalidad y la personalidad».

«Todos ellos han utilizado prendas cotidianas, dinámicas, relajadas y funcionales», explica Rafael García, director del Grado Oficial en Diseño de Moda de ESNE (Escuela Universitaria de Diseño Innovación y Tecnología). En el recién estrenado Gobierno, encabezado por el presidente Pedro Sánchez hay colores «atrevidos y frescos», explica el experto, quien considera que «el verde, el buganvilla, el rojo y el naranja aportan calidez».

Tras prometer sus cargos ante el Rey, en la foto de familia llama la atención que «la presencia femenina, el estilismo no es lo importante sino el discurso». A primera vista y en conjunto, el estilo de las nuevos ministros es bastante «neutro, muy funcional», en el que priman pantalones y chaquetas en ellas y trajes de chaqueta en ellos, prendas que aportan comodidad, que bien podría ser «un uniforme de trabajo».

Cuando se retiran las prendas de color que lucen las ministras, se descubren piezas en blanco y negro, que «se convierten en trajes de chaqueta al uso, lo que quiere decir que ellas no quieren el foco, prefieren la discreción». «Vestir con pantalón es una buena opción, aporta funcionalidad y dinamismo a la indumentaria laboral», dice Rafael García.

Por su parte, los ministros han apostado por el clásico traje de chaqueta en azul marino, «una indumentaria convencional» que han conjuntado con camisa azul o blanca, «tonos en armonía con la corbata y el traje». El nuevo ministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta, apostó por un traje más entallado y en un azul marino más claro, «quizá ha preferido algo más juvenil, más fresco», dice García quien reconoce que en el vestuario del nuevo Gobierno «no destaca nada». Todo es muy normal, «salvo el conjunto elegido por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero que se ha decantado por un abrigo con manga francesa y vestido a juego más protocolario».