María Zurita
María Zurita - GTRES

Trasladan al bebé de María Zurita al Hospital La Paz

El traslado se produce dado el largo tiempo que el pequeño Carlos va a tener que estar recibiendo asistencia médica

MadridActualizado:

Pendiente cada día de la evolución de su hijo Carlos, que permanece en la incubadora desde su nacimiento prematuro a los siete meses y medio, María Zurita ya no tendrá que visitarle más en la clínica Nuestra señora del Rosario. Ahora, estos encuentros se realizarán en el Hospital La Paz, centro al que el pequeño ha sido trasladado dado el largo tiempo que va a tener que estar recibiendo asistencia médica. Aunque este cambio de lugar propició cierto alarmismo, es la propia Zurita quien ha tranquilizado a sus amigos asegurando que el pequeño Carlos evoluciona muy bien, pero que la espera será larga y de ahí el traslado.

La hija de la Infanta Doña Margarita vive muy pendiente de la evolución de su hijo y su tranquilidad ha ido a más una vez que los médicos le han confirmado que todo está bien y que solo es cuestión de terminar la gestación que no pudo ser en el vientre materno. Mientras tanto, la prima del Rey Felipe VI visitará a diario a su bebé con el fin de que le vayan informando de su estado. Zurita se encuentra recuperada de la cesárea de urgencia que le tuvo que realizar su ginecóloga Isabel Alonso cuando ingresó con desplazamiento de placenta el pasado 28 de abril. Desde que anunciara su embarazo, ha contado con el apoyo no sólo de sus padres, sino sobre todo de sus muchísimos amigos que están volcados en hacerle estas semanas más llevaderas.

Otro problema de salud bien diferente es el que tiene Kiko Rivera. Tras pasar unos días recluido en la casa que Isabel Pantoja tiene en El Rocío, lugar desde el que anunció que anulaba toda su gira por sufrir una depresión, el cantante ya ha vuelto a su casa de Sevilla junto a su mujer Irene Rosales. Las especulaciones en torno a su dolencia no han tardado. A la espera de un parte médico oficial que tendrá que presentar a las empresas que habían contratado sus actuaciones en la gira que iba a ofrecer el próximo mes de junio, Rivera sigue guardando silencio absoluto y evita participar en los foros donde se ha convertido en un tema casi fijo de tertulia. Respecto a este punto, gente de su entorno ha asegurado que el DJ piensa tomar medidas contra los que den un paso más allá en algo tan íntimo como la salud.

En su círculo íntimo insisten en que lo de Kiko es consecuencia del estrés acumulado en este tiempo debido a sus problemas de ansiedad que se suman al hecho de haber perdido casi 40 kilos con la banda gástrica. «Antes cuando tenía sus ansiedades las canalizaba con la comida. Ahora, como el cuerpo le rechaza la ingesta de alimentos, esa ansiedad ha motivado un estado de alarma causado por no poder enfrentarse a una gira donde además se presentaba como cantante, el lanzamiento de su sello, todo lo que lleva acumulado desde años atrás…», cuentan. Lo cierto es que ahora Kiko, bajo el brazo protector de Irene, sigue con su terapia a domicilio. Sin embargo, la familia ya estudia la posibilidad de ir a un centro médico donde seguir un tratamiento que acabe con esta situación y pueda empezar a ver la luz.