GTRES

Tras el fracaso de su hamburguesería, Gerard Piqué apuesta por la alta cocina

El futbolista se asocia con el grupo Tragaluz para ocupar uno de los áticos más deseados de Barcelona

BarcelonaActualizado:

Apenas estrenados los 31 años, salta a la vista que no son tiempos buenos para Gerard Piqué. A los crecientes rumores que afirman que su relación con Shakira no pasa por su mejor momento, se suma una posible sanción al culé por su manera de celebrar un gol en el campo del Español: mandando callar a la grada. Por si esto fuera poco, su primera incursión en el sector gastronómico no ha sido precisamente un éxito. En enero, su hamburguesería Yours, situada en el distrito del Ensanche -el más poblado de toda la ciudad de Barcelona- cerró sus puertas. El local donde se encontraba, en la calle Londres, ahora está en alquiler.

Sin embargo, el defensa azulgrana no se rinde y ha decidido apostar de nuevo por la cocina, aunque en esta ocasión lo hace en otra dirección: una carta de lujo para degustar en uno de los lugares más emblemáticos de Barcelona, el edificio Ocean, propiedad de Thomas Meyer, el dueño de la marca Desigual. Uno de los principales encantos de Blue Spot -este es el nombre que llevará el restaurante de Piqué- es que permitirá a los comensales acceder a vistas 360 grados y disfrutar de una cena frente al mar desde su terraza de 600 m2. Hasta el momento, sobre el contenido de su carta nada se ha revelado, así que habrá que esperar a que la inauguración oficial esté más cerca. Lo que sí es seguro es que Piqué se ha asociado con Tomás Tarruella, uno de los empresarios de mayor peso en la restauración catalana gracias al grupo Tragaluz, del cual es fundador. La cadena gastronómica En Compañía de Lobos, también de Tarruella, será la encargada de operar en el restaurante de Piqué. Dicha cadena ya cuenta con otros locales en la Ciudad Condal, tales como Palmito, Gallito o Green Spot.

Consejos paternos

Otro de los actores clave de esta nueva empresa a través es el padre del jugador, Joan Piqué, quien tiene una influencia determinante en las decisiones del culé en materia de inversión.

En lo alto de la Torre Ocean y con unas vistas impresionantes
En lo alto de la Torre Ocean y con unas vistas impresionantes

Piqué no es el primero en las filas del F. C. Barcelona en aventurarse en el negocio de la gastronomía. Luis Suárez, por ejemplo, puso en marcha el pasado noviembre Chalito, un restaurante ubicado sobre la Rambla de Cataluña y cuyo menú incluye una combinación de platos uruguayos y argentinos. A mediados de 2016, Leo Messi abría Bellavista Jardín del Norte, un local gastronómico que homenajeaba a Rosario, su ciudad natal.

Pero no solo los culés encuentran cierto encanto en el desafiante camino de deportistas a empresarios. Al parecer, a la hora de los negocios, poco importan las banderas deportivas, como lo demuestra el nuevo proyecto en conjunto entre Piqué y el jugador del Real Madrid Sergio Ramos. Se trata de una red social que llevará el nombre de «Power to de Players», y tendrá como objetivo difundir información vinculada al mundo de lo deportivo desde el punto de vista de los mismos jugadores.