GENTE

El pop surcoreano le canta a la cirugía estética

Retratando la obsesión por la belleza en este país, las cuatro cantantes del grupo SixBomb se gastan 84.000 euros en operarse para grabar un vídeo

Las cuatro chicas de SixBomb
Las cuatro chicas de SixBomb - ABC

Mostrando el antes y el después de su belleza, cuatro chicas aparecen en la pantalla enfundadas en ajustados trajes de plástico marchando con ritmo militar hacia una clínica de cirugía estética. Al son de un ritmo machacón que recuerda al famoso «baile del caballo» de «Gangnam Style», van mostrando sus rostros una a una antes de pasar por el quirófano. Allí tiene lugar su casi milagrosa transformación, que luego celebran bailando con la cara todavía cubierta por unas vendas y unas gafas de sol. «Todo el mundo me sigue, saben que soy guapa», cantan mientras se contonean provocadoras.

Así es el surrealista vídeo de «Becoming prettier» («Volviéndose más guapa»), la última canción que acaba de publicar un grupo de pop surcoreano («K-pop») llamado SixBomb. Formado por cuatro despampanantes jóvenes, es un tema autobiográfico porque todas ellas se han operado alguna parte de su cuerpo para lucir así de monas.

Según informan los medios surcoreanos, su compañía discográfica se ha gastado unos cien millones de won (84.000 euros) en esta promoción tan peculiar. De cintura para arriba, las cuatro cantantes se lo han arreglado prácticamente todo, redondeándose los ojos para tenerlos más grandes, recortándose las mejillas para que la cara sea más afilada y, por supuesto, aumentándose los pechos para… Bueno, ya saben.

Su vídeo es sintomático de la obsesión por la belleza que reina en la moderna y desarrollada Corea del Sur. Con poco más de 50 millones de habitantes, este país es el tercero del mundo en operaciones de cirugía estética, ya que cada año se practican más de un millón de intervenciones. Al acabar en el instituto, los padres le suelen pagar a sus hijas un completo tratamiento plástico para lucir más bellas en la Universidad y así cazar un marido, ya que muchas de ellas se casan al poco de terminar sus estudios y ni siquiera les da tiempo a trabajar. Con esta mentalidad, no es casual que Corea del Sur, undécima economía del mundo, figure en los últimos puestos en los estudios sobre igualdad de género que efectúa la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos).

A este culto al cuerpo contribuye de forma decisiva su pujante industria del entretenimiento, formada por un universo de estrellas de la música y las series de televisión cuya popularidad ha traspasado fronteras y triunfa en el resto de Asia. Procedentes de los países vecinos, cada año acude a las clínicas de cirugía plástica de Seúl una legión de jóvenes que sueña con parecerse a sus ídolos, lo que ha dado lugar a numerosos fraudes y operaciones fallidas que han acabado arruinándole el bolsillo y la salud a las pacientes.

Debido a las operaciones a las que se han sometido sus cantantes, el vídeo de SixBomb ha agitado las redes sociales y abierto el debate sobre la vacuidad, eso sí bellísima, de la mentalidad femenina surcoreana. «Me encanta mi nueva cara y estoy orgullosa de lo bien que salgo en la tele», zanja la cuestión una de las vocalistas del grupo, Dain, según informa France Presse. Y, retratando a la perfección la sociedad actual, se enorgullece de que SixBomb capte «cualquier tipo de atención pública, ya sea buena o mala».

Toda la actualidad en portada

comentarios