Los problemas crecen para Jesulín de Ubrique y María José Campanario

El torero reaparece tras la salida de su mujer del hospital psiquiátrico y la supuesta obsesión con Belén Esteban

MADRIDActualizado:

La polémica se cierne sobre Ambiciones. No hay día que María José Campanario y Jesulín de Ubrique no sean noticia. El ingreso de la mujer del torero en la Clínica El Seranil, un hospital psiquiátrico de Málaga, no ha hecho más que evidenciar que no se encuentra bien.

Pese a que ya ha recibido el alta hospitalaria -no médica-, los rumores desde entonces han sido muchos. Bien es cierto que Campanario padece fibromialgia desde hace varios años, una enfermedad de difícil tratamiento que la consume día a día. «Tengo que ingresar cuando ya no puedo soportar el dolor de mil cuchillos sobre mi cuerpo», contó. Tan solo en este año ha tenido que ser ingresada hasta en cinco ocasiones.

Pero, desde su ingreso, Campanario ha hecho una serie de cambios en su vida que han dado lugar a diversos comentarios sobre ella. Según desveló Kiko Hernández, parece que la odontóloga estaría obsesionada con Belén Esteban hasta el punto de guardar fotografías y reportajes de hace años de la «princesa del pueblo».

«Todo lo que sale desde hace muchísimos años. Todo lo tiene recortado, guardado y clasificado por fechas en cajas de zapatos debajo de su cama», sentenció Kiko. Versión que han corroborado varias fuentes a lo largo de estas últimas semanas. Y es que al parecer, un nuevo problema llega a sus vidas: hay un topo en Ambiciones, que filtra las intimidades de la pareja.

Esta situación ha llevado a su marido, Jesulín de Ubrique, al límite. El torero está muy preocupado por su mujer. De hecho fue quien tomó la dura decisión de ingresar a su mujer en la clínica psiquátrica. Ante los rumores de la supuesta obsesión de María José Campanario con Belén Esteban, el torero ha contestado con evasivas y demostrando su peculiar sentido del humor. «Solo hablo a las revistas que me pagan», sentencia sorprendentemente el torero, dando a entender que posiblemente esta semanofrezcan una exclusiva en su revista de cabecera, «Hola».