La ruptura de Jennifer Garner y Ben Affleck sorprendió a más de uno - ABC

Las rupturas amorosas de 2015

Algunos, como Jennifer Garner y Ben Affleck, ponían fin a su relación después de muchos años juntos y otros, como Emma Stone y Andrew Garfieldm sin ni siquiera haber pasado por el altar

MadridActualizado:

El amor no ha estado en el aire este año... o parte de él por lo menos. En 2015 hemos sido testigos de la ruptura de algunas celebridades que han decidido poner punto y final a sus relaciones amorosas. Una de las que más sorprendió a todos en su momento fue la de la pareja de actores Ben Affleck y Jennifer Garner, que en mayo de 2015 firmaban los papeles del divorcio después de 10 años de matrimonio y tres hijos en común.

La estrella de la música Gwen Stefani y su marido, el músico Gavin Rossdale, considerados también como una de las parejas más sólidas de Hollywood después de 12 años casados, pusieron el punto y final a su relación así como las estrellas del country Miranda Lambert y Blake Shelton. El desamor les duró poco, ya que el destino unió a Shelton y Stefani. Halle Berry y su marido Olivier Martinez iniciaron del proceso de divorcio tan sólo dos años después de haber pasado por el altar.

El 2015 también trajo la ruptura del actor de «Mad Men» Jon Hamm y su pareja Jennifer Westfeldt, tras 18 años juntos. como Antonio Banderas y Melanie Griffith, cuya separación sorprendió a todos a finales de mayo de 2014 y que se culminó en 2015. Las estrellas de la música Avril Lavigne y Chad Kroeger anunciaron su separación después de dos años de matrimonio. Un matrimonio igualmente corto fue el de la actriz de la serie «The Big Bang Theory», Kaley Cuoco y Ryan Sweeting.

Sin llegar a pasar por el altar sorprendía la ruptura de los actores Emma Stone y Andrew Garfield que rompían después de cuatro años de noviazgo. Los mundialmente conocidos protagonistas del show infantil «Los Teleñecos» han vivido también la ruptura en sus propias carnes... o trapos... La rana Gustavo y la glamourosa cerdita Peggy se daban un tiempo después de años de relación sentimental.