HOLLYWOOD

Robert Wagner rompe su silencio sobre la muerte de Natalie Wood: «Nos destrozó»

Treinta y cinco años después, el que fuera marido de la protagonista de «Rebelde sin causa» habla por primera vez del accidente que le costó la vida a la actriz

Robert Wagner y Natalie Wood
Robert Wagner y Natalie Wood - ABC

Hace tres semanas, Natasha Gregson Wagner, hija de la desaparecida actriz Natalie Wood y del productor Richard Gregson, abría las puertas de su casa a «The New York Times» con motivo del lanzamiento de un perfume elaborado en honor a su madre («Natalie») y con aroma a gardenias. En la entrevista al rotativo, Natalie salía en defensa de Robert Wagner, el que fuera por dos veces marido de su progenitora y sobre quien siempre sobrevoló la sombra de la sospecha: la propia hermana de la actriz, Lana Wood, todavía le reprocha públicamente que él tuviera algo (o mucho) que ver con el accidente por el que perdió la vida. «Sé que mi madre se ahogó y sé que fue un accidente. Los detalles sobre si se golpeó la cabeza y después cayó al agua o si cayó al agua y ahí se golpeó no me preocupan. El resultado es el mismo», decía Natasha a «The New York Times».

Un retrato de la inolvidable actriz
Un retrato de la inolvidable actriz- ABC

Esta semana, la revista «People» publica una entrevista con Robert Wagner (86 años), quien durante 35 años jamás se ha pronunciado sobre las circunstancias de la muerte de Natalie Wood, cuando navegaba junto a él y unos amigos (entre los que se encontraba el actor Christopher Walker) en aguas de la isla de Santa Catalina, en California. En el reportaje, Wagner, que mantiene un estrecho vínculo con Natasha y que incluso define como «muy intenso», recuerda aquel episodio, al tiempo que detalla la angustia por la que atravesó la familia de la actriz durante años. Según el intérprete, la muerte de Natalie «nos destrozó. Ella lo era todo para mí».

Después del fallecimiento de Natalie Wood, el 29 de noviembre de 1981, Robert Wagner y el padre de Natasha (Richard Gregson) decidieron que las tres hijas de Wood (Natasha, Courtney y Katie) permanecieran en el domicilio familiar que compartían Wood y Wagner. «Ellas siempre habían estado juntas -señala el actor-. así que Richard [Gregson], el padre biológico de Natasha, se sentó conmigo y llegó a la conclusión de que era mejor que Natasha se quedara con sus hermanas y creciera en el ambiente en que se había criado hasta aquel momento». Aquella decisión, sin embargo, no mitigó el dolor del viudo de Natalie Wood.

Cuando echa la vista atrás, Robert Wagner explica que «Natasha ha trabajado muy duro durante toda su vida para ser feliz. Quería que su vida significara algo». Por ello, explica, se siente muy orgulloso del perfume de gardenia que ha lanzado en memoria de su madre. «Creo que es maravilloso -asegura Wagner-. Es algo más que una cuestión empresarial. Ella lo ha hecho con amor y cuidado».

Según Wagner, quien volvió a casarse con la actriz Jill St. John en 1990, cuando mira a Natasha ve a Natalie Wood: «A veces veo la forma en que se mueve o la manera en que camina o se ríe... y me recuerda tanto a Natalie. Por un momento, su pelo, su mirada... Es como si siguiera aquí. Es bastante extraordinario».

Toda la actualidad en portada

comentarios