Gente&Estilo - Gente

Primeras declaraciones de Jesulín tras su paso por el hospital: «Estos meses han sido muy duros»

El calor, la tensión y los difíciles momentos personales que está atravesando han hecho mella en su salud

Primeras declaraciones de Jesulín tras su paso por el hospital: «Estos meses han sido muy duros»

El pasado sábado, Jesulín de Ubrique sufrió un golpe de calor que le obligó a abandonar la plaza de Lanzahita (Ávila) en ambulancia. El diestro, que participaba en un Festival Taurino junto a su hermano Víctor, tras matar el primer toro empezó a sentirse mal y aunque intentó recuperase en vano bebiendo agua. Finalmente, el diestro tuvo que abandonar la plaza en ambulancia para dirigirse a la enfermería al sufrir un golpe de calor. En un vídeo se puede ver el momento en el que el torero tiene que salir de la plaza mientras los allí asistentes comenzaron a abuchearle.

El torero se encuentra en una situación difícil debido a los duros momentos que vive desde hace meses por el estado de salud de María José Campanario. Recordemos que la mujer del torero ingresaba en un centro psiquiátrico hace poco menos de un mes para iniciar su rehabilitación; un tratamiento con un antidepresivo que no actúa como un antidepresivo al uso. «Lo que hace es que pasen del cerebro unas sustancias que son necesarias y que nosotros las tenemos más bajas, que son la serotonina y la noradrenalina», explicó Campanario en un mensaje difundido a través del programa «Viva la vida».

Jesulín ha concedido esta semana una entrevista con la revista ¡Hola! en la que narra esta terrible experiencia. Unas declaraciones en las que explica la crudeza de su situación. «Los nervios, la ansiedad y la tensión acumulada de todos estos días; estar delante de un novillo vestido de torero, el calor insoportable, el haber estado estos dos últimos meses comiendo mal… Todo a la vez. No corría ni un poquito de aire», explica a la citada publicación. «De repente, sentí el cuello y los músculos totalmente rígidos, la sensación de que me asfixiaba, pero, aún así, llegué hasta la enfermería por mi propio pie», cuenta.

El diestro asegura que su intención en todo momento era el de volver al ruedo, sin embargo el médico le aconsejó que no se levantase. «Pensaba tomar un poco de aire y luego volver a salir, pero el médico me dijo que ya no me levantara. Me sentí como si se me hubiese acabado la batería, como si me hubieran desconectado. En el momento en el que quise hacer un esfuerzo fuera de lo normal, mi cuerpo no respondió», dice.

El calor, la tensión y los difíciles momentos personales que está atravesando han hecho mella en su salud, como él mismo confiesa durante la entrevista: «Estos meses han sido muy duros. He adelgazado siete kilos en las últimas semanas sin hacer nada, sin ninguna dieta», confiesa. «Me he hecho cargo yo de todo, no he querido pedir ayuda ni delegar en nadie».

Toda la actualidad en portada

comentarios