Gente&Estilo - Gente

Pedro de Almeida, el nuevo dueño de Comporta

El empresario portugués adquiere el fondo inmobiliario que controla el paraíso eco-chic próximo a Lisboa, refugio favorito de los Grimaldi, Rania de Jordania o Luis Medina

Pedro de Almeida
Pedro de Almeida - ABC

El paraíso eco-chic de Comporta tiene nuevo dueño: Pedro de Almeida. El empresario portugués acaba de hacerse con el 59% del capital del fondo inmobiliario que controla las 12.500 hectáreas de la inmensa propiedad, a solo 120 kilómetros de Lisboa.

El refugio europeo favorito de los Grimaldi, Rania de Jordania, Carolina Herrera, Nicolas Sarkozy con Carla Bruni, Angelina Jolie, Luis Medina (hijo de Nati Abascal), Philippe Starck, Christian Louboutin o Kristin Scott-Thomas está más que consolidado con su oferta turística de alto nivel y ahora da el salto a una nueva era de la mano de este «businessman» hecho a sí mismo que residió en París y Ginebra después de sus inversiones en el sector petrolífero.

¿Planes? Convertir este auténtico «Eldorado» junto a la península de Tróia y la localidad de Setúbal en un gigantesco «resort premium». Siempre con la máxima intacta de huir de la construcción de hoteles, pues representaría el punto final para su ambiente relajado.

Los bungalows y casitas de madera salpican una zona donde se despliegan arrozales, viñedos y, cómo no amplias playas de aguas cristalinas y arena similar a la de Porto Santo, en el archipiélago de Madeira.

Comporta
Comporta- ABC

También resplandecen los restaurantes donde beneficiarse de un excelente pescado. Por ejemplo, La Sal, donde se ha dejado ver un par de ocasiones Madonna este año, en vista de que planea mudarse al palacete que adquirió en Sintra recientemente.

Dentro de la Reserva Natural del Estuario del río Sado, el enclave de Comporta ha sido durante la joya inmobiliaria de la familia Espírito Santo, fundadora del banco del mismo nombre y que todavía detenta un 41% de las acciones. Sin embargo, Pedro de Almeida va a realizar en breve una propuesta de adquisición de este porcentaje, con el objetivo de alcanzar el 100% a corto plazo.

Pocos meses después de la Revolución de los Claveles, que derribó la dictadura instaurada por Salazar en 1974, se produjo una polémica expropiación de los terrenos, pero el poderoso clan recuperó Comporta en 1991. Ahí se fraguó el punto de partida para el esplendor de un lugar idílico donde los visitantes van a comprar el pan en bicicleta. Una muestra de que la prioridad es preservar la dimensión ecológica del entorno, sin masificación y sin humos.

Pero el Banco Espírito Santo cayó en bancarrota hace exactamente tres años, antesala para poner en pie Novo Banco. Por eso aquel agosto de 2014 sirvió para que la familia comenzase a pensar en una venta del fondo inmobiliario que sustenta el privilegiado rincón de vacaciones.

Las cuidadas playas de Carvalhal o de Pego deslumbran con su aspecto casi tropical. Y, si usted quiere disponer de su playa privada, también puede: basta alquilar una de las preciosas casas de los alrededores.

A nadie le preocupa que Comporta no se distinga por su marcha nocturna, pues los selectos turistas que suelen acercarse hasta allí buscan la tranquilidad y los buenos servicios.

En consecuencia, no existen los clubs ni las discotecas. Eso sí, los cafés «chill out» campan a sus anchas y quien desee efectuar algunas compras puede hacerlo siguiendo una ruta de tiendas en plan «neo-hippy».

El Puerto de Carrasqueira y la Iglesia de San Pedro se alzan en las proximidades de esta Comporta de ensueño que no deja de reinventarse… con la fidelidad a sus principios naturales por bandera.

Toda la actualidad en portada

comentarios