Es Noticia
ABC
Gente&estilo
Patrick Cleveland Reynolds - Redes

Patrick Reynolds, el heredero de Lucky Strike invierte toda su fortuna en luchar contra el tabaco

Podría haber llevado una vida cómoda como heredero de la fortuna familiar, sin embargo decidió enfrentarse al producto que hizo rica a su familia

MadridActualizado:

La conspiración antitabaco comenzó hace más de un siglo. Los miembros de Skull & Bones lideraron la creación de American Tobacco Trust, para reunir a todas las compañías bajo control antitabaco. Pero sabían que no podrían hacerse cargo de las compañías tabacaleras y cerrarlas. «La clave para prevenir el tabaquismo de menores de edad radica en detener las contribuciones de las compañías tabacaleras a sus aliados políticos», explicó durante una entrevista Patrick Cleveland Reynolds, nieto del fundador de RJ Reynolds Tobacco Co y ahora líder de la cruzada antitabaco.

Reynolds es el rebelde de la familia, dirige la Fundación sin ánimo de lucro para un Estados Unidos libre de humo, su misión es educar al público sobre los peligros para la salud que conlleva fumar y trabajar por la prohibición total de fumar en lugares públicos. Es conocido por participar activamente en contra de la publicidad realizada por las compañías tabacaleras. Durante una entrevista Reynolds, que nunca trabajó en el negocio del tabaco, dijo que cree que su abuelo, si estuviera vivo hoy, apoyaría los esfuerzos para acabar con el tabaquismo. «Creo que mi abuelo está en algún lugar en el cielo, diciendo: 'Patrick, no sabía que fumar mataría a millones de personas. Estás haciendo una gran labor'». Patrick Cleveland Reynolds podría haber llevado una vida cómoda como heredero de la fortuna familiar, sin embargo decidió enfrentarse al producto que hizo rica a su familia. «Decidí darle la espalda a mi herencia y hacer todo lo que pueda para evitar que los niños comiencen a fumar», explicó. «He estado abogando por una serie de leyes (antitabaco) en todo el país y me dedicaré a esto el resto de mi vida», sentenció.

Después del divorcio de sus padres, Patrick Reynolds no volvió a ver a su padre hasta seis años después cuando acudió al hospital para despedirse de él. Se moría de un enfisema causado por toda una vida de fumar los mismos cigarrillos que habían enriquecido a su familia. El nieto del fundador de la compañía de tabaco RJ Reynolds, tenía solo 9 años, pero esa imagen se le quedó grabada para el resto de su vida. «Los únicos recuerdos de mi padre son de un hombre siempre sin aliento, cada vez más enfermo y frágil, y contando el tiempo que le quedaba para vivir».

Durante una entrevista confesó que se embarcó en la cruzada antitabaco después de ver cómo su padre y su hermano mayor morían de enfermedades causadas por el tabaquismo. «La industria del tabaco afirma que fumar es una cuestión de elección personal», dijo Reynolds. «Esto no es cierto, porque los cigarrillos son tan adictivos como la heroína. No hay libertad en la esclavitud a la adicción a la nicotina».

Outbrain