Pamela Anderson
Pamela Anderson - GTRES

Pamela Anderson le pide a Donald Trump que perdone la condena a Julian Assange

Después de la controvertida cita entre el presidente estadounidense y Kim Kardashian, es ahora «la vigilante de la playa» la que quiere que liberen al fundador de WikiLeaks

MadridActualizado:

Pamela Anderson, motivada por la iniciativa de Kim Kardashian -la cual ha conseguido su proposito de liberar a Alice Marie Johnson- estaría meditando hablar con Donald Trump para pedir que liberen a su amigo Julian Assange. Según ella misma ha manifestado, este paso sería un «movimiento inteligente», pero no ha especificado si se refiere a su intención de visitar al presidente estadounidense o se refiere a que Trump perdone al fundador de WikiLeaks.

La exvigilante de la playa estaría moviéndose entonces en un círculo– o triángulo- más que interesante. En una entrevista con la revista The Hollywood Reporter, la actriz cuenta cuál es su relación con Donald Trump y con Julian Assange.

Con el fundador de WikiLeaks parece que su relación podría bautizarse como «sentimental». La actriz cuenta cómo fueron sus citas misteriosas con Assange. Todo ocurría en el marco londinense, cuando ella lo visitaba en la Embajada de Ecuador, lugar en el que está asilado desde el 2012 para evitar la extradición a Suecia.

Julian Assange
Julian Assange - AFP

«Le gusta hacerle sonreír. Ella está preocupada por su bienestar y cree que no ha cometido ningún crimen, sino que ha sido tratado cruel e injustamente», señalaba un representante de Assange a la revista People.

Es esta preocupación por su bienestar la que le sigue preocupando y el motivo por el que valora visitar a Trump, aunque de hacerlo, no será la primera vez que se reúne con él. En este caso podría decirse que les une una relación «profesional».

Según cuenta Anderson, fue contratada para asistir a una fiesta del presidente por 500 dólares al día. «Creo que fue en uno de sus cumpleaños. Me contrataron para estar allí. Nos daban a todos 500 dólares al día. Él estaba con su esposa, aunque no me acuerdo cuál... No fue nada especial», especifica.