Vídeo: El vestido más comentado de las campanadas - EP

Oleada de críticas contra Cristina Pedroche: «Egocéntrica, vanidosa y creída»

La popular colaboradora de televisión optó un año más por las transparencias y se enfundó un modelo arriesgado y que, como no podía ser de otra forma, no quedó libre de críticas

MadridActualizado:

Como empieza a ser habitual, Cristina Pedroche fue la encargada de dar las Campanadas en la Nochevieja este año. La popular colaboradora ha vuelto a llevarse gran número de las miradas en nochevieja gracias a su atrevido look. La presentadora es una maestra en generar expectación en cuanto a look de campanadas se refiere. En los tres últimos años, su estilismo ha sido lo más comentado en la salida y entrada del nuevo año. Y como era de esperar, en esta ocasión no iba a ser diferente.

Tras los tres años anteriores dejando boquiabierta a media España con sus peculiares vestidos que dejaban poco (o nada) a la imaginación, Cristina Pedroche ha vuelto a lucir uno de sus modelitos para despedir el año presentando las Campanadas.

Cristina Pedroche, que sabe como llamar la atención y dejar mensajes subliminales con ironía, tenía clara desde hacía tiempo la idea de su vestido y había comentado en alguna ocasión que no dejaría a nadie sin palabras: «estoy muy feliz porque creo que han cogido exactamente la idea que yo tenía desde el 3 de enero, porque soy así, no sé si daré las Campanadas el año que viene pero si las diera tengo ya cinco o seis ideas».

Para cerrar este 2017, la colaboradora eligió un modelito de Pronovias tendría transparencias. Un diseño similar al que lució para inaugurar 2016, un mono con brillantes.

La historia de Pedroche y sus vestidos de Nochevieja comenzó hace cuatro años, en La Sexta. En aquella ocasión, junto a Frank Blanco, optó por un vestido negro de transparencias que sorprendió a todos. En aquella ocasión con más razón que ninguna, ya que era la primera vez que lucía ese tipo de modelitos.

Hubo críticas de todos los colores, pero la televisión vio un filón en ella para ese 31 de diciembre y al año siguiente volvió a contar con ella, en esa ocasión junto a Carlos Sobera en Antena 3. Del negro pasó al blanco, pero dejaba a la imaginación lo mismo que el año anterior: poco o nada.

Al tercer año eligió una combinación de negro y estrellitas blancas para despedir el año, junto al chef Alberto Chicote, el mismo que le ha acompañado esta ocasión para decir adiós a 2017. No faltaron críticas tampoco, aunque fue la edición que más «tapada» acudió a la Puerta del Sol. Este 31 de diciembre volvió a recibir las miradas y los focos.

Este año, la expectación estaba servida con las campanadas en Antena 3 sobre el vestido que elegiría Cristina Pedroche después de, nunca mejor dicho, «dar la campanada» los tres años previos. Y la presentadora no faltó a la cita. Una vez más, transparencias para recibir el año. Parece que la vallecana en cada edición va perdiendo más tela para su vestido.

La popular colaboradora de televisión optó un año más por las transparencias y se enfundó un modelo arriesgado y que, como no podía ser de otra forma, no quedó libre de críticas.

Cristina Pedroche se define como «superfeminista» porque defiende la libertad de la mujer para ponerse lo que quiera. Sin embargo, además de enseñar carne, la presentadora también se declara de izquierdas y aprovechas su colaboración en programas de televisión para insultar a los votantes de la derecha.