Nicole Kidman
Nicole Kidman - GTRES

Nicole Kidman cuenta cómo es vivir y sufrir un aborto

«Es algo de lo que no se habla lo suficiente», reivindica la actriz, que tuvo un aborto prematuro a los 23 años

MadridActualizado:

Parece un tema tabú, algo por lo que nunca nadie ha pasado y sin embargo, no deja de ser un asunto controvertido, casi imposible de legislar. Nicole Kidman ha hablado recientemente en una entrevista para la revista británica Tatler sobre el aborto, situación que sufrió con tan solo 23 años.

Se acababa de casar con Tom Cruise y la actriz se quedó embarazada, intencionadamente. Ella, aunque pareciera demasiado joven, tenía claro que quería ser madre, pero la vida le dio un revés. «Sé lo que es el anhelo. Ese anhelo. Es grande y doloroso. ¡Y la pérdida! La pérdida después de un aborto natural es algo de lo que no se habla lo suficiente. Supone un gran dolor para algunas mujeres», afirmaba.

Tom Cruise y Nicole Kidman
Tom Cruise y Nicole Kidman - Gettty Images

Los motivos que le llevaron a tomar esa decisión fue salvar su propia vida. Se trataba de una gestación ectópica -una mala implantación del embrión porque se adhiere a las paredes de las trompas de falopio en vez de en el útero de la madre- y por tanto se ponía en riesgo la propia gestante.

Tras este episodio tan duro, la pareja empezó el proceso de adopción de sus dos hijos, Isabella y Connor. «Sientes mucho dolor y felicidad [cuando te conviertes en madre]», explicó la actriz.

Para la pareja, adoptar fue casi una terapia; sin embargo no resultó chocante para ellos. «Mi madre tenía una hermana adoptada, así que [la adopción] siempre ha formado parte de mi familia y sabía que de alguna manera formaría parte de la mía. Lo que no sabía es que ocurriría tan pronto», manifestó.

Date night ❤️on our way to the #AmericanSongbookGala honoring my dear friend Richard Plepler.

Una publicación compartida de Nicole Kidman (@nicolekidman) el

Cuando ya pensaban que habían pasado ese bache, once años después, Nicole volvió a sufrir otro aborto. Tras separarse del actor, conoció al cantante Keith Urban, su actual marido y con el que sí ha sido madre biológica de dos hijos, Sunday Rose y Faith.