Sandra Fernández de Villavicencio
Sandra Fernández de Villavicencio - ABC

El marqués de Larios, a punto de desahuciar a su hija Sandra

Divorciado desde hace más de 20 años de Eva Frommer, el marqués de Larios considera que ya es el momento de recuperar la casa

MadridActualizado:

El pasado 6 de octubre, Sandra Fernández de Villavicencio (29 años), hija del VI marqués de Larios (José Carlos Fernandez de Villavicencio y Eleta), presentó un recurso ante el juzgado de Alcobendas, a través de su abogada, Cynthia Ruiz, contra la ejecución de desalojo de un chalet de 180 metros cuadrados en La Moraleja, que su padre ha conseguido tras ganar varias denuncias. Junto a su hijo Kenzo (5), Sandra se niega a salir de la que considera su única casa que su abuelo, el marqués de Vallecerrato, regaló a su padre antes de su boda.

Divorciado desde hace más de 20 años de Eva Frommer, el marqués de Larios considera que ya es el momento de recuperar el chalet, domicilio de su ex mujer e hija durante todos estos años. Una batalla judicial que se remonta a casi cinco años y que ha roto aún más la casi inexistente relación entre padre e hija. «Voy a luchar hasta el final. Mi padre siempre me dijo que esta casa era mía y no pienso renunciar», asegura Sandra.

Si nada lo impide tendrá que abandonar su casa dentro de un mes tal y como dicta el fallo judicial que ha obtenido su padre el marqués de Larios. ¿Está dispuesta a que la desalojen por la fuerza?

Mi padre ha pedido en la demanda que venga la policía y un cerrajero a echarme. Desde el 2013 llevamos con este pleito y en este momento hay un recurso. Aun no sé los pasos que tendré que dar a partir de ahora. Piensa que en esta casa vivo desde hace 29 años y ahora con mi hijo de cinco años quees el único nieto de mi padre.

Sus padres se divorcian en 1997 cuando usted tiene apenas seis años. Como en tantos divorcios su madre se queda con la menor en el domicilio familiar. Así ha sido pero usted ya tiene una edad adulta

Mi padre en su demanda pone que yo vivo en los Estados Unidos cosa que no es verdad porque allí fui a estudiar. Cuando volvió le llamé y le pedí trabajo pero no me lo dio. Yo estuve un año hablando con él sin saber que ya nos había demandado. Las notificaciones no llegaron porque no abrimos la puerta a desconocidos. Durante ese año no fue sincero conmigo y me sacó información por escrito o teléfono a su favor.

¿Dónde vive ahora su madre?

Aquí no vive ya que está casi siempre fuera de España.

¿Cómo es la relación con su padre?

Cuando era niña nos llevábamos fenomenal. Era su única hija y me adoraba pero todo cambió cuando falleció mi abuela. Mi madre acabó pidiendo el divorcio por las cosas que pasaron. Fue una época horrible. Vivimos situaciones muy complicadas y mi madre lloró muchísimo. Yo empecé a verle de otra manera. Hubo mentiras que yo descubrí y que me afectaron enormemente. El día que decidió salir de casa estaba yo delante y lo recuerdo perfectamente. Mi madre no le pidió nada en el divorcio salvo un techo y una pensión para mí. A los pocos meses esa pensión se redujo a 600 euros tras alegar que no tenía medios. Desde entonces jamás he tenido por su parte un regalo de cumpleaños ni una paga ni un dinero para un viaje… Por suerte mis abuelos maternos fueron gente humilde que supo salir adelante y montar su propia empresa. Eran judíos de origen checo y pasaron un tiempo en un campo de concentración. En esos años es cuando empecé a coger miedo a mi padre y vi escenas que jamás antes había vivido.

Como muchos divorciados usted pasaría los fines de semana con su padre

Cada vez que me tocaba ir sentía tal pánico la noche anterior que me ponía mala. En esos años estuve muy encerrada en casa mientras mis amigas empezaban a hacer planes para salir. Me refugié en mis animales a los que siempre he adorado. Lo malo es que cada vez que no iba demandaba a mi madre.

¿No pelearon por su custodia?

Intentó convencerme para que me fuera con él pero ahora entiendo que lo hacía para recuperar la casa. Lo que pasa es que yo estaba muy unida a mi madre y mi familia materna me ha educado a no adorar el dinero y valorar las cosas.

¿Cuándo cree que fue la ruptura definitiva?

El primer verano que pasé sola con él en Marbella fuimos a casa de mi abuelo en La Zagaleta y su segunda esposa me dijo que debía cambiar de religión porque ser judía no era lo correcto. Para colmo mi padre me dejó en casa de unos íntimos amigos para que me cuidaran mientras él hacía su vida con quien hoy es su actual mujer. Ahí empecé a sentir cómo me ignoraba. El colmo fue cuando poco después en un viaje a Tenerife a media noche me levanto y mi padre no estaba en la habitación. Yo debía tener 8 años y entré en pánico. Con el tiempo me enteré que en otro cuarto estaba su novia. Eso hizo que empezara a dejar de querer estar con él. Nuestra relación siempre ha sido de peleas y dejar de vernos largas temporadas. Él hoy tiene dos hijos, de 15 y 12, a los que ni conozco. En estos últimos doce años a mi padre no le he visto salvo en los juzgados.

Hace cinco años se queda embarazada de un ruso en Estados Unidos dando a luz al primer nieto de la familia

Un mes antes de mi embarazo me operaron de un tumor en el cuello. Llamaron a mi padre para que nos ayudara económicamente y su respuesta fue que no a través de un fax al hospital. Ni siquiera llamó para saber cómo me encontraba. Regresé a Estados Unidos para recoger mis pertenencias y fue a mi vuelta a España cuando me enteré que estaba embarazada. No tengo ninguna relación con el padre de mi hijo.

Pero entenderá que a los 29 años su padre no está obligado a mantenerla

La relación con mi padre ha sido tremenda. El mismo día que se casó con su actual mujer me avisó unas horas antes para que fuera. Por supuesto no lo hice. Estaba en shock. Cada vez me ignoraba más y a partir de los 12 años ya ni me contestaba al teléfono.

¿Ha necesitado tratamiento terapéutico?

Con doce años me empezaron a medicar con Transilium y Orfidal y te aseguro que mi madre se ha gastado fortunas en psicólogos y psiquiatras. Hubo una vez que me tuvieron que ingresar en Urgencias porque tuve un intento de suicidio por ingesta de pastillas y desde la ambulancia le pedí a mi madre que le llamara. Él siempre la culpaba de todo lo que me pasaba y te aseguro que es justo lo contrario. Gracias a ella y mis abuelos le he visto más de lo que yo hubiera querido.

¿Qué siente hacia su padre hoy?

Mucho daño. No tengo odio, para nada, y no lo entiendo. Me ha ignorado, rebajado, me ha borrado de su vida.

¿Eso es lo más doloroso pensar que no existe para él?

Sí. En los juicios no me saluda. No contesta mis mensajes.

¿Conoce a su nieto?

En el año 2013 aparecí en su oficina para que presentara a mi hijo. Fue cuando le pedí trabajo pero no quiso. Solo le ha visto una vez pero lo llamativo es que mi hijo pregunta mucho por él.

¿Por qué nunca ha trabajado?

Sí lo he hecho, desde bien jovencita he ayudado en los negocios familiares. Mi madre me ha educado en el trabajo y mis abuelos maternos me obligaban a ganarme las cosas en vez de regalármelas.

¿Cómo es su relación con el resto de la familia?

Me han ignorado todos, incluso mi abuelo. Sí tengo contacto con la familia de mi abuela paterna, que era de Panamá. El único que me abrió los ojos con todo este asunto fue mi tío Darío. Me dijo que buscara un abogado y me defendiera. Eso se lo tengo que agradecer porque jamás hubiera imaginado que mi padre iba a echarme de casa. Es mi hogar y el de mi hijo. Como tampoco nunca creí posible que iba a ponerme un detective. Eso lo descubrí con la demanda.

Lo cierto es que su padre ha ganado todos los pleitos en estos años e insisto en que en menos de un mes igual tiene que salir

Mi tío me abrió los ojos cuando me dijo que mi padre tenía dinero, que no le hacía falta y que en 20 años no me había dado nada. Mi padre es multimillonario.

Usted en su día tendrá derecho a la legítima

Mi padre en estos años sólo me ha pasado 600 euros y encima hubo meses que ni eso. Mi madre nunca ha sido de pelear ni problemas y fui yo quien descubrió a raíz de la demanda que me debía mucho dinero. Está reclamado todo y estamos ganando esos pleitos. Lo más curioso es que mi padre no tiene nada a su nombre y por eso es muy difícil demostrarlo. Al juez le ha dicho que tiene un salario de 2.500 euros y que no podría mantener a sus hijos si me paga. Me duele porque nunca le he pedido nada y solo cuando lo he necesitado, soy madre soltera y por desgracia mi economía hoy es totalmente precaria (nos han cortado el agua muchas veces, el teléfono, gas…) y ni así me ayuda.

No tiene dinero pero vive en una casa de 180 metros en La Moraleja con 2.600 metros de jardín. ¿Lo puede mantener?

Mi madre me ha ayudado al igual que la familia de Panamá. Estoy viviendo de la caridad familiar.

¿Dónde irá cuando la desahucien?

No lo sé. No tengo nada. Hemos estado muchos inviernos sin calefacción y sabiéndolo nunca nos ha ayudado.

¿Qué le diría desde aquí a su padre?

Que ayude a su nieto. No quiere dar ni para la guardería ni el seguro médico. Dijo que fuéramos a lo público. Eso sí sus dos hijos estudian en un internado en Inglaterra que cuesta miles de euros al mes.

¿Su abuelo conoce a su biznieto?

No me abre la puerta. No quieren saber nada de mí. No sé si porque no quieren ayudarme o porque soy judía.

Como primogénita el día de mañana usted será la marquesa de Larios.

No solo eso sino que también me corresponderá el marquesado de Vallecerrato que tiene Grandeza de España. Mi abuelo repartió en el 2004 sus títulos entre sus cuatros hijos: marqués de Larios, de Castrillo, de Francoforte y el ducado de Algete a mi tía. Otro título lo ha cedido a un sobrino y el único que se ha quedado es el de Vallecerrato que al no tener descendientes mi tía que es la mayor de sus hijos pasará directamente.