Vídeo: Teresa Campos y Edmundo Arrocet presentan su disco

María Teresa Campos, indignada por la fracasada firma de su disco: «Es impensable que no fuese nadie»

La presentadora de televisión habla por primera vez de la fallida presentación de su álbum y culpa a la organización del evento

MADRIDActualizado:

Pese a ser una de las presentadoradoras de televisión más conocidas del país y una periodista de raza con una dilata carrera, nunca se sabe cuando te va a llegar el fracaso. Es el caso de María Teresa Campos que ha intentado hacerse un hueco en el mundo de la música.

Junto con su pareja, Bigote Arrocet, decidió cambiar de registro muy emocionada y hacer algo diferente: grabar un disco, «Una bella historia». Lo que no se esperaba ninguno de los dos es que tuviera tan poca aceptación, por decir algo. El lunes 14 de mayo realizó su primera firma de discos y el lugar elegido fue Madrid, en El Corte Inglés de Nuevos Ministerios. Pero lo que se supone que sería un gran día para ambos se convirtió en un auténtico fracaso: solo dos personas acudieron al evento.

Algo más de una semana después de aquel decepcionante día, María Teresa Campos, muy decepcionada y sin andarse con rodeos, ha querido dar la cara sobre su fallida firma de discos en la presentación de TRLU, la firma de joyería de su hija Terelu.

«Estoy muy contenta y muy emocionada, me hubiera gustado que cuando hemos ido a la firma que como todo el mundo ha opinado me gustaría que alguien me preguntara», decía la periodista. La periodista no dudo en culpar a la organización del evento de todo lo que había sucedido que al parecer se olvidó de publicitar la firma de discos: «Que nadie y cuando digo nadie, te ha dicho que va a pasar. Ni los que estaban interesados en que fuéramos allí, por lo menos ponlo en megafonía tres días antes, unos carteles... Hay que tener en cuenta que un disco hoy en día no es como antes, que la gente se los baja». Y zanjaba la pareja de Bogote Arrocet: «Es impensable que tú vayas a un sitio con dos personas mediáticas como somos y no haya nadie» .