Alfombra roja de los Goya - Gtres

Libertad para el ladrón de las joyas de los premios Goya

Ha confesado que se llevó las joyas de la marca Suárez al verlas en el cuarto junto al escenario del que desaparecieron la noche del sábado 4 de febrero, al pensar que no tendrían tanto valor

MadridActualizado:

El técnico de montaje que ayer se entregó como autor del robo de las joyas por valor de 30.000 euros que fueron sustraídas de un cuarto durante la ceremonia de los Goya ha quedado en libertad tras declarar ante la Policía Nacional, han informado fuentes policiales.

Durante su comparecencia, habría señalado que pensaba que las joyas eran «baratijas» y que en un principio, cuando vio la noticia, no pensó que se referían a las joyas que había cogido al estar hablando de que valían mucho más de lo que pensaba.

Se trata de un hombre de 50 años sin antecedentes que este mismo jueves se personó en la Comisaría de San Blas, donde se había interpuesto la denuncia el lunes siguiente a la celebración de la fiesta anual del cine español, han precisado fuentes policiales.

El hombre, que fue a la comisaría acompañado por un jefe de producción de la gala, ha confesado que se llevó las joyas de la marca Suárez al verlas en el cuarto junto al escenario del que desaparecieron la noche del sábado 4 de febrero, al pensar que no tendrían tanto valor. Las joyas sustraídas eran relojes, una sortija, unos pendientes y unos gemelos, y estaban depositadas en cajas correspondientes al departamento de vestuario sin medidas de seguridad especiales.

Libertad con cargos

Tras prestar declaración policial, ha quedado en libertad con la obligación de comparecer ante el juez cuando se le cite a declarar por los citados hechos. «El Código Penal previene para el delito de hurto una pena de entre 6 y 18 meses de prisión, sin embargo en este caso podrían existir dos circunstancias atenuantes que son la de haber confesado los hechos antes de que le identificaran, así como la devolución de los objetos robados», ha explicado el abogado penalista José Antonio Montero para ABC. «El hecho de que se apreciaran las dos atenuantes implicaría que, en el caso de que finalmente fuese condenado, una rebaja de la pena. Esto significa que la pena que tiene el hurto -de 6 a 18 meses de prisión- se podría rebajar y quedar en una pena de tres y seis meses», ha argumentado especificando que, a pesar de que al no tener antecedentes, aquella pena probablemente quedaría en suspensión con esta condena ya tendría antecedentes penales.

La Policía Nacional centró su primera línea de investigación en un trabajador desde el primer momento. Concretamente, se centraron en el análisis de las cámaras de seguridad del Hotel Marriott Auditórium, en la avenida de Aragón de Madrid, donde se celebró la 31º gala de los Premios Goya.

La denuncia del robo fue interpuesta a primera hora de la tarde del lunes por el jefe de producción de la Academia. Según la denuncia, fue durante el recuento de la ropa y las joyas prestadas por diferentes marcas cuando se percataron de que faltaba este lote.