El príncipe Harry y Meghan Markle se han dado ya el «sí quiero» - EP

Boda real de InglaterraLas lágrimas de la madre de Meghan Markle… y otras anécdotas del enlace

Apasionados discursos, el camino en solitario de Meghan hacia la entrada de la capilla de San Jorge y las carcajadas ante el «sí, quiero» del Príncipe Harry

Sigue en directo la boda del Príncipe Harry y Meghan Markle

MADRIDActualizado:

Ha sido un día muy especial para el Príncipe Harry y Meghan Markle en el que han visto cumplido su sueño de estar unidos para siempre. Pero no solo se han emocionado los recién casados en el enlace, la madre de la exactriz, Doria Ragland, también lo ha hecho.

Durante toda la ceremonia, una emocionada madre de Meghan Markle era testigo de cómo su hija se desposaba con el nieto de la Reina Isabel II. La misa todavía no se había celebrado y ella ya estaba llorando. Puede que por sus mejillas también sea consecuencia de las tensiones vividas en las últimas semanas cuando varios miembros de la familia de su hija coparon titulares por sus salidas del tiesto.

El padre de la exactriz, que no pudo acudir a la ceremonia por problemas de salud, fue pillado falseando unas fotografías; su hermanastra; Samantha Grant, afirmó que un con un paparazzi propició que tuviese un accidente, algo que la Policía desmintió horas después; Thomas Markle Jr., su hermanastro, instó al Príncipe Harry a que cancelase la boda... y un sin fin de polémicas más. Ragland, que siempre se ha mantenido en un segundo plano, ha tenido que sufrir en sus carnes la tensión por la que ha tenido que pasar su hija en las últimas semanas, avergonzada por las acciones de su familia.

Un coro de gospel

El sermón ha dejado a más de uno sorprendido, no solo por el apasionado discurso de varios de los reverendos que han tomado la palabra durante la ceremonia, sino también llamó la atención el hecho de que uno de ellos no portase un libro, sino un ipad. Tras los sermones, un coro de gospel consiguió emocionar a todos los presentes con la interpretación del tema «Stand by me», que incluso consiguió fascinar a la Reina Isabel II.

La radiante novia también dejó atónitos a todos cuando decidió caminar en solitario hasta la entrada de la capilla de San Jorge, dejando claro que es independiente, donde un cariñoso Príncipe Carlos la recibió con júbilo. El punto gamberro del día llegó de la mano del Príncipe Harry. Fue en el momento en el que iban a jurarse los votos. Las risas llegaron tras la respuesta de Harry a la pregunta de: «¿Harry, tomas a Meghan como esposo para amarla, apoyarla, honrarla y protegerla, así como serle siempre fiel?». Antes de responder, el nieto de la Reina Isabel II decidió aprovechar el momento para mirar a su ya mujer y sonreírle.