El matrimonio Kardashian West
El matrimonio Kardashian West - REUTERS

Kim Kardashian se está planteando el divorcio

Según fuentes cercanas a la pareja, la estrella está tratando de quedarse con la custodia total de sus hijos, North y Saint

MadridActualizado:

Los rumores de una fuerte crisis entre el matrimonio Kardashian West cada vez son más fuertes. Tanto es así, que según numerosas fuentes, la celebrity se estaría planteando el divorcio.

Según el diario Daily Mail, la artista ha estado ayudando a su marido a recuperarse a raíz de un brote nervioso que desembocó en paranoia y un fuerte shock psicológico. Estos últimos meses del año no han sido fáciles para ninguno de los dos. Durante la Semana de la Moda de París, Kim Kardashian sufrió un asalto con robo en la habitación en la que se alojaba. Fue tal la pesadilla por la que tuvo que pasar, que a su vuelta a Estados Unidos necesitó la ayuda de varios especialistas para superar la ansiedad que le había provocado.

Tras el susto, su marido siguió creando titulares polémicos tras haber declarado que «de haber votado, lo habría hecho por Donald Trump». Al parecer, estas y muchas informaciones han suscitado que Kim Kardashian, tras ayudarlo a superar su crisis mental, se ha planteado el divorcio.

Según comenta la citada publicación, el cantante no había sido feliz en su matrimonio y ella quiere divorciarse de él cuando llegue el momento adecuado. También afirma que Kim «está tratando de quedarse con la custodia total de sus hijos, North y Saint». Varias fuentes cercanas a la estrella afirman que la pareja no está viviendo junta en su mansión de Bel Air, sino que él estaría residiendo en una casa alquilada en Los Ángeles. Sin embargo, una fuente cercana a la estrella de la televisión aseguró que «Kim no va a tomar ninguna decisión hasta que West esté completamente recuperado de su crisis», mientras tanto ella es su esposa y le apoya en todo como tal. «Se preocupa por Kanye y se siente aliviada de que esté recibiendo la ayuda que necesita», comenta un amigo de la estrella.

Una ruptura anunciada

Esta no es la primera vez que la pareja pasa por una fuerte crisis sentimental, varios medios estadounidenses aseguran que el matrimonio se ha dado varios momentos de descanso desde su boda en mayo de 2014. La última gran discusión se produjo en el primer cumpleaños de su hijo Saint, en el que no pudieron ponerse de acuerdo al organizar la celebración.

Dos años y medio después de que Kim y Kanye celebrases una de las bodas más caras de los últimos años, en una fortaleza italiana del siglo XVI, ella ha decidido pedir el divorcio. Mientras que Kanye sigue con sus terapias en Los Ángeles, su mujer ha permanecido con los niños en Bel Air. «Está siendo muy protectora y no quiere que Kanye esté alrededor de los niños en este momento», ha declarado una fuente a US Magazine.