Belén Esteban, con su hija Andrea Janeiro - GTRES / Vea en el vídeo la chirigota acusada de ridiculizar a Andrea Janeiro

Humillan a Andrea Janeiro, mientras lucha por no ser personaje público

Es la protagonista de una ofensiva chirigota del Carnaval de Cádiz

MADRIDActualizado:

Andrea Janeiro Esteban (18 años) no quiere ser personaje público y así lo hizo saber a los medios de comunicación a través de sus abogados hace un par de semanas. «Con motivo de la presión mediática a la que me estoy viendo sometida, muy especialmente desde que alcancé la mayoría de edad, quiero decir públicamente a los medios que pongan fin a dicha situación y a la vulneración de mis derechos al honor, la intimidad y a la propia imagen que se viene produciendo a lo largo de los últimos meses», decía la hija de Jesulín de Ubrique y Belén Esteban en el escrito.

Recordaba también en el comunicado que ella «nunca» ha participado de la «exposición pública» a la que sus padres sí se han sometido por ser «personajes públicos». La joven, que decidió instalarse en Londres en septiembre para estudiar la carrera e intentar pasar inadvertida, terminó el comunicado con toda una declaración de intenciones: «Ruego y agradeceré que se respete mi deseo, y mi pleno derecho, de vivir en el más estricto anonimato; reservándome, en caso de no ser así, las acciones legales que procedan para salvaguardarlos». Este periódico se ha puesto en contacto con los abogados de la joven, que no han querido hacer más declaraciones al respecto. «El comunicado no tiene ningún tipo de validez jurídica. Con él están preconstituyendo una prueba que, aunque no sea vinculante, sí es un aviso a los medios», cuentan fuentes jurídicas a ABC. Y añaden: «Andrea Janeiro avisa así de que si se habla de ella o de su vida privada, irá a los tribunales con una demanda de responsabilidad civil por intromisión a su honor, intimidad y propia imagen».

El empeño de Andrea Janeiro por no ser un personaje público comenzó el 20 de julio del año pasado, cuando alcanzó la mayoría de edad y toda España vio por primera vez el rostro de la joven. Fue motivo de burla por su fisionomía e, incluso, la Policía intervino para que se eliminasen muchos de los tuits vejatorios hacia su persona. Si aquello supuso un mal trago para ella y su familia, ahora ha vuelto a sufrir algo similar en el Concurso Oficial de Agrupaciones del Carnaval de Cádiz, donde es la protagonista de una humillante y ofensiva chirigota sobre su aspecto físico.

Quizá sea el momento de que Andrea siga los pasos de Agustín, el hermano de Isabel Pantoja, que el 18 de mayo de 2016 ganó una sentencia del Tribunal Supremo donde se afirmaba que no es «personaje de interés público». El hermano de la tonadillera había ganado una demanda contra una exayudante de la Isabel Pantoja, Pepi Valladares, por unas declaraciones que realizó sobre él en un programa de televisión que atentaban contra su derecho al honor e intromisión en su intimidad. El escrito del Supremo decía así: «Los hechos que se relatan carecen de interés público, no forman a la opinión pública ni añaden nada a las esencias de las libertades públicas; el actor no es un personaje público que deba soportar un plus de intromisión en su vida, intimidad y honor, no se prodiga en la 'prensa rosa', su presencia es absolutamente secundaria como hermano de Isabel Pantoja y encargado temporalmente de sus asuntos; aunque el demandante fuera un cantante en los años 80».

Todas las sentencias que dicta el Tribunal Supremo sientan jurisprudencia. Si Andrea Janeiro consigue algo similar al de Agustín Pantoja, verá cumplido su mayor deseo: vivir alejada de los medios de comunicación y ser una persona anónima.