Georgina Rodríguez
Georgina Rodríguez - BELÉN DÍAZ ALONSO

Georgina Rodríguez recibe clases de conducir en su urbanización

La pareja de Cristiano Ronaldo además sorprende con un cambio estético

Actualizado:

Georgina Rodríguez se ha propuesto conseguir el carné de conducir este año. Para ello está recibiendo clases en la propia urbanización de Cristiano Ronaldo en la que reside. Al estar alejada de Madrid es el lugar perfecto.

El entorno de la joven modelo siempre ha coincidido en un adjetivo para describirla, trabajadora. Georgina abandonó su Jaca natal para trasladarse a Madrid con 19 años, tras haber trabajado como camarera. En la capital aterrizó en una tienda de Gucci, lugar donde conoció a Cristiano Ronaldo y poco a poco comenzaron un romance que a Georgina le costó el trabajo.

Pero como suele decirse, siempre que se cierra una puerta se abre una ventana, en este caso más bien un ventanal, la modelo fichó por una agencia de modelos de gran importancia en la que han cuidado su cabello, su estilo y han negociado temas tabú sobre los que no se le puede preguntar, incluida su relación con el futbolista luso.

La joven se ha tomado con disciplina esta tarea de la conducción y si hace unos días la veíamos salir de la autoescuela tras asistir a clases teóricas, el pasado martes la veíamos recibir clases prácticas, unas clases que tuvo el privilegio de realizar en la urbanización en la que vive y cuya entrada está prohibida para aquellos que no vivan allí.

Desde que dio a luz a su hija Alana Martina hace tan solo unos meses, Georgina Rodríguez ha ido poco a poco recupérandose del embarazo. Dedica una gran parte de su tiempo a cuidarse y ponerse en forma. El último aspecto que está cambiando de su aspecto es la alineación de su dentadura, como se pudo ver en la Gala de los Premios Quinas de Ouro, pese a que la joven se ha esmerado en ocultarlo sonriendo sin mostrar la dentadura.