Patrimonio

La fortuna de Paz Padilla, al descubierto

«He ido con mi madre a Cáritas. Durante muchos años solo comíamos pan con manteca», ha reconocido la presentadora.

Paz Padilla en la presentación de su libro - GTRES

Paz Padilla ha ganado la batalla a la Agencia Tributaria, que le exigía un millón de euros. Además, había sido sentenciada por un supuesto fraude a Hacienda, algo que Padilla recurrió porque a su jucio estaban equivocados. Y finalmente, el Tribunal Supremo le ha dado la razón.

Aunque estos problemas con Hacienda, son nimiedades en comparación con la infancia que vivió la presentadora de pobreza y estrecheces. En una entrevista a «Lecturas», la presentadora de «Sálvame» reconoció que «durante muchos años solo comía pan con manteca».

Pero Paz Padilla ha aprendido a gestionar el dinero que ha ganado trabajando en la televisión con mucha inteligencia. La también humorista y actriz tiene ocho propiedades, casi dos millones en activos en su empresa y varios negocios en crecimiento. Es administradora y única accionista de la empresa Polboart S.L, con la que ha construido un imperio. Por ejemplo, la mansión de Villaviciosa de Odón está inscrita a nombre de esta sociedad. La propiedad cuenta con una parcela de 1.820 metros cuadrados y es donde vive con su hija Anna.

La sociedad Polboart S.L también gestiona la casa rural Can Miquelet (Gerona) y que le corresponde tras su divorcio con Albert Ferrer. El alojamiento cuenta con dos edificios con capacidad para 14 personas que se alquilan por 3.000 euros la semana, o 1.000 euros en fin de semana.

«Es como una hormiguita, nada derrochadora. Valora mucho el dinero porque no lo ha tenido», relata a «Lecturas» una persona de su entorno. «Tengo siete hermanos y tres parados. Mi madre es una señora jubilada que creo que tiene 400 euros de paga», ha confesado la humorista.

La presentadora afirma que no olvidará los apuros económicos que pasaron sus padres para sacar adelante la familia. «Estrené un zapato con la primera beca que me dieron. Nunca he visto a mi madre triste, y creo que para una madre no tener nada que dar de comer a sus hijos es lo más duro que hay. Pero éramos felices», sentencia Paz.

Paz Padilla y Kiko Hernández durante un acto en El Bingo Las Vegas de Madrid
Paz Padilla y Kiko Hernández durante un acto en El Bingo Las Vegas de Madrid- GTRES
Toda la actualidad en portada

comentarios