La pareja en la presentación de Danacol - GDG

Fabiola Osborne: «He dejado de ayudar a mi abuela chavista»

La esposa de Bertín Osborne decidió dejar de enviarle medicinas a su abuela que está muy enferma, por estar a favor del régimen de Nicolás Maduro

MadridActualizado:

Unidos en el amor, en el trabajo e incluso en las promociones. El matrimonio Osborne, Bertín y Fabiola, reapareció ayer para presentar una campaña de la Fundación española de Corazón «Paso a paso con corazón» como embajadores de Danacol. «Me hago chequeos muy completos de salud y te puedo asegurar que estoy como un chavalín pero soy hipertenso por herencia genética y de ahí que vaya con mi tensiómetro a todas partes porque me he llevado algún susto muy grande. Gracias al deporte nunca me ha pasado nada, eso me dicen los médicos después de ver mi tensión aunque ahora ya me tengo que medicar», asegura Bertín.

El cantante señala que no se pone nervioso por nada mientras que Fabiola aclara que es un hombre «que siempre está atacado, aunque sólo sea porque tiene que salir de viaje». Compenetrados en todo el matrimonio vive volcado en el cuidado de su hijo Kike y de ahí que cualquier avance del chico sea toda una victoria para ellos. «Este verano estamos en el momento de quitar el pañal y lo está haciendo muy bien». Esta dedicación no le quita a Bertín las ganas de ser padre otra vez, algo en lo que no coincide con Fabiola. «No podría quitarle horas a Kike para cuidar otro bebé. Ya he hecho lo que he podido con Carlos pero otro niño sería mucho», asegura.

Bertín ha vuelto con sus entrevistas en Telecinco y reconoce que uno de los mejores es el que hizo con Paz Padilla. Puestos a hablar de los que no estarán confiesa que han invitado a Iñigo Errejón. «Todo el mundo nos ha contestado para decir que sí o que no pero es la primera vez que alguien no nos contesta», afirma. Si días atrás habló que sólo querría personajes interesantes al tocarle la posibilidad de ir a casa de Alba Carrillo para un dúo con su madre evita líos asegurando que «no la conozco de nada pero que conste que yo no soy quien decido», cuenta. Bertín no niega que le gustaría planear una nueva boda con Fabiola y se congratula de no tener ninguna demanda de paternidad como sí le ocurre a Julio Iglesias. «Si surgiera alguien que dijera que es mi hijo no dudaría en hacerme el adn de forma voluntaria ya que me gustaría saber de él. He sido un hombre precavido dentro de un orden», añade.

No más ayuda

Un asunto que les preocupa es la situación de Venezuela. Siempre se han manifestado en contra del régimen de Maduro y es que Fabiola sabe de cómo es el horror que se vive en su país. «Ya están como el régimen cubano», adelanta Bertín. «La gente está desesperada porque incluso la oposición les ha traicionado», añade Fabiola. «Fíjate que mi abuela está muy enferma y le mandamos todos los meses las medicinas que allí no tiene. El colmo es que hizo el esfuerzo de salir a votar para apoyar a Maduro y nos ha enfadado tanto que mis primas y yo hemos dejado de mandarle nada. Si tanto quiere a los chavistas que se apañe con lo que hay allí», exclama

Fabiola muy molesta por todo lo que está pasando. «Cuando entro en un restaurante y veo venezolanos que me quitan la cara por las cosas que digo sé que son chavistas que además están sacando el dinero de allá para invertirlo en España», dice.