Imagen de Sol Pérez, una estrella de Instagram
Imagen de Sol Pérez, una estrella de Instagram

La estrella de Instagram que ha asegurado su trasero por más de 100.000 dólares

Sol Pérez, actriz, presentadora del tiempo en Argentina y estrella en Instagram, ha protegido sus nalgas con un seguro a todo riesgo

Actualizado:

Mucha gente cuenta con un seguro de hogar o de vida; y por supuesto, todo conductor debe tener en regla el seguro de su vehículo. Sin embargo, además de las pólizas más habituales y conocidas, existen casos realmente extraños. Entre los más llamativos están las que protegen partes del cuerpo: ojos, cabelleras, narices, lenguas y hasta sonrisas han sido aseguradas en alguna ocasión. A la lista podemos añadir ahora un trasero, el de la argentina Sol Pérez.

Célebre presentadora y actriz principiante en Argentina, Sol es toda una celebridad mundial en Instagram, donde cuenta con más de dos millones y medio de seguidores. En esta red social comparte fotografías de su vida personal y profesional: baños en lagos y piscinas, sesiones de ejercicio en el gimnasio, actos de promoción y todo tipo de eventos. Las imágenes en bikini son inmensa mayoría, muchas de ellas de espaldas, luciendo la parte de su cuerpo que ha decidido asegurar.

Según el blog Crave, la celebridad de 24 años ha contratado una póliza para su trasero por valor de más de 100.000 dólares, algo más de 80.000 euros. Se trata de un seguro a todo riesgo, aunque no ha trascendido el nombre de la compañía que ha accedido a la insólita solicitud. El caso es que si Sol Pérez sufriese cualquier accidente que dañase sus nalgas recibiría una jugosa indemnización como alivio contra el disgusto.

La joven suele aparecer como presentadora del tiempo en el canal «TyC Sports», pero acaba de anunciar que abandonará temporalmente su puesto. Pérez participará en la obra de teatro «La Isla Encantada», por lo que abandonará la televisión durante unas semanas. Entretanto, sus seguidores continúan haciéndole preguntas sobre sus secretos para mantener su figura. Su respuesta es siempre la misma: una dieta estricta y una exigente rutina de entrenamiento.