Daniel Villano en la Casa Blanca con los Obama y otra invitada
Daniel Villano en la Casa Blanca con los Obama y otra invitada - REDES SOCIALES

El estilista de Michelle Obama aterriza en Madrid: «Me fascinan las españolas»

El neoyorquino Daniel Villano, especialista en colorear el cabello, recibirá clientas dos veces al mes en un salón de la capital

MADRIDActualizado:

«Michelle (Obama) es muy accesible, humilde e inspiradora. Hace que te sientas como una persona única», cuenta Daniel Villano a ABC cuando se le pregunta por la esposa de Barack Obama, expresidente de Estados Unidos, a quien transformó la imagen cuando todavía era la inquilina de la Casa Blanca. Pero no solo se ha dedicado en cuerpo y alma a la ex primera dama. Otras celebrities le confían su imagen. «Cate (Blanchett) es regia, elegante y súper dulce. Y el actor Dylan (McDermott) es cool, divertido, relajado…», asegura este joven peluquero y estilista, quien se ha ganado a los más exigentes.

Villano, de 35 años, es el colorista más famoso de Nueva York y está considerado como uno de los mejores expertos en «pintura del cabello» de la costa este de EE.UU. «No tiño el pelo. Yo lo pinto como si cada cabeza fuera un lienzo», declara durante la entrevista que nos concedió entre mecha y mecha, en los dos únicos días que estuvo en Madrid para «pintar» el cabello de algunas afortunadas españolas. No quiere dar nombres, pero sabemos que entre ellas se encuentra una de nuestras mejores modelos, una cantante muy exigente con el rubio de su melena, una de las mujeres más elegantes de nuestro país... Y no es casualidad que elijan al favorito de las celebridades y de los fotógrafos de las publicaciones de moda más importantes («Vogue», «Elle», «Vanity Fair»…). Daniel es un artista, no solamente un estilista.

«De pequeño ya me gustaba el arte en todas sus formas: pintura, escultura, moda, cine y, por supuesto, la peluquería. Me fascinaba el poder transformador que podían tener unas manos sobre el cabello de una mujer, y quise probar a hacerlo yo», cuenta. Empezó a trabajar desde muy joven con L’Oréal Professionnel y enseguida se convirtió en el director creativo de Pagani Hair Color & Design, en Chicago, donde llegó a enseñar su personalísima técnica de coloración a más de 500 peluqueros de todo Estados Unidos. De ahí dio el salto a Los Ángeles, como aprendiz del gurú francés, Fredrick Fekkai. Bajo su tutela se mudó a Nueva York, ciudad en la que trabaja actualmente y donde es una estrella casi tan conocida como las de las cabezas que colorea.

Crear sin preguntar

¿Por qué volar a Madrid cada mes, si en Nueva York tiene la agenda completa? «Me encanta España. Paso mis veranos en Ibiza desde hace años y me apetecía trabajar con las cabezas de las españolas, que me fascinan», explica. «Y ha sido un acierto, porque las mujeres que han venido a verme han sido muy hospitalarias, cariñosas y me han dejado crear sin preguntar», afirma. Recibe en el exclusivo salón de Eva Villar -un máximo de 7 clientas al día- y la próxima visita será los días 16 y 17 de noviembre (para reservas: daniel.villano@me.com).

¿Su método? Como cualquier virtuoso, toma sus brochas y colores, y crea sobre lo que para él es un «paño» en blanco. «Mi secreto no es otro que un balayage con mis propias mezclas», indica. «¿Mi inspiración? Cambia constantemente. En este preciso momento sería un batido de vainilla», cuenta. Y asegura que los hombres son quienes se muestran más contentos con los resultados, «porque nadie diría que están coloreados», explica.

¿Los precios? Una sesión de color en Madrid oscila entre 250 y 400 euros, «He ajustado las tarifas españolas porque en el salón neoyorquino el precio medio es de 500 euros, y en ocasiones alcanza los 700», asegura. Si lo lee Michele, igual repite visita a España.