Gente&Estilo - Gente

Enrique Iglesias inaugura su restaurante de Ibiza tras la polémica de Santander

Esta noche será el famoso más buscado en la fiesta de Zela, el nuevo local que ha puesto en marcha con sus socios Gasol y Nadal

Enrique Iglesias y Rafa Nadal, el pasado mes de marzo, en la inauguración de Tatel Miami
Enrique Iglesias y Rafa Nadal, el pasado mes de marzo, en la inauguración de Tatel Miami - EFE

Mientras el común de los veraneantes españoles se protegían ayer de la ola de calor, alrededor de 25.000 fans de Enrique Iglesias (42 años) invertían su plan dominical en hacer turismo por Santander, degustar unas buenas rabas o unas anchoas de Santoña, y comentar el decepcionante concierto que el hijo cantante de Julio Iglesias (73) e Isabel Preysler (66) había ofrecido la noche anterior en el estadio del Sardinero. Los abucheos que recibió el cantante cuando terminó el concierto acabaron siendo trending topic en Twitter por las quejas de muchos seguidores. «He venido adrede desde el trabajo, llevo sin dormir muchas horas por verle», lamentaba una joven a la salida del show, mientras se escuchaba cómo la gente coreaba para reclamar la devolución del dinero de la entradas.

Del cantante no se ha sabido nada después del espectáculo, solo un escueto vídeo en redes sociales donde daba las gracias a todos los seguidores que habían ido a verle. Este periódico se puso ayer por la tarde en contacto con su representante de Sony Music, pero no obtuvo respuesta a incógnitas cómo se encontraba Iglesias y si alargaría su estancia en España. Aún así, parece que Enrique sí estará unos días más en nuestro país. Tal y como ha podido saber ABC, está previsto que esta noche asista a la fiesta del restaurante Zela, en Ibiza, del que es socio junto a Pau Gasol y Rafa Nadal, que también podrían acudir a este evento.

Cocina japo-mediterránea

Después del éxito que el cantante y los dos deportistas de elite han tenido al embarcarse al unísono en la aventura del restaurante Tatel (que ya cuenta con sedes en Madrid, Ibiza y Miami) con los empresarios Abel Matutes Prats y Manuel Campos Guallar, ahora esta corporación gastronómica ha decido asociarse con Ricardo Sanz, chef del Grupo Kabuki, que tiene sus cuatro estrellas Michelin repartidas en los restaurantes Abama Kabuki (Tenerife), Kabuki Raw (Casares, Málaga), Kabuki Wellington y Kabuki (ambos en Madrid). De esta sinergia nace Zela que -localizado entre los clubes Pachá y Lío Ibiza y con capacidad para 180 personas- pretende erigirse como uno de los restaurantes de referencia en la isla para degustar una buena cocina japomediterránea. Por esta razón, y tras el concierto de Iglesias en Santander desde el propio Grupo Tatel se resistían a ofrecer ninguna información sobre el evento de esta noche, se espera que acudan los propietarios y también muchas caras conocidas del panorama nacional, que no quieren perderse la inauguración de uno de los establecimientos de moda de este verano en la isla.

En silencio

Quizá sea esta noche el momento idóneo para que Enrique Iglesias, antes o después de la fiesta, dedique unos segundos a hablar sobre lo que ocurrió el pasado sábado en el estadio del Real Racing Club de Santander. Dijo que después de 15 años dando conciertos, en España era el único sitio donde seguía poniéndose nervioso. El pánico escénico siempre está a tiempo de manifestarse. El cantante no es de los que suelen enviar comunicados ni retractarse a través de las redes sociales, prefiere que las informaciones (buenas o malas) sigan su camino. Aún así, esta noche habrá muchos periodistas esperando alguna declaración a la entrada de su nuevo local. Sin duda, la repercusión mediática está asegurada.

Toda la actualidad en portada

comentarios