Emmanuel Macron
Emmanuel Macron - EFE

Emmanuel Macron, autor de una novela erótica

Emmanuel Macron escribió al final de su adolescencia una novela erótica nunca publicada que suscita el interés de sus biógrafos y confirma una tentación secreta de algunos políticos franceses

CORRESPONSAL EN PARÍSActualizado:

La existencia de esa novela, bien guardada en los archivos personales del presidente de la República, ha sido revelada por Maëlle Brun, autora de una biografía de Brigitte Trogneux, la futura Brigitte Macron, esposa del presidente, antes de su profesora, su cómplice y su amante.

«Brigitte Macron l’affranchie» (Brigitte Macron, la liberada), la biografía escrita por Maëlle Brun, cita el testimonio de una antigua vecina de la familia Macron afirmando: «Vivíamos en el mismo barrio, en Amiens, en el norte de Francia, y nos conocíamos bien. Él no sabía escribir a máquina, todavía; y un buen día me pidió que le copiase a máquina una novela de trescientas páginas que había acabo de escribir. Era una novela bastante atrevida, un poquito porno. A mi modo de ver, intentaba expresar lo que él sentía por aquellos años». Una novela «un petit peu cochon», son las palabras exactas. En ese contexto, «cochon» puede traducirse por “cochino” o «porno», más libremente.

Hasta ayer, todas las biografías oficiales del presidente Macron han insistido hasta la saciedad en sus lecturas filosóficas y en sus trabajos más o menos próximos a Paul Ricoeur, el filósofo católico / existencialista. Los escarceos erótico / literarios del joven Macron son una novedad en su biografía oficiosa, que engarza con una cierta tradición reciente entre la clase política francesa.

En 1994, por los años que Macron escribió su relato erótico personal, Valery Giscard d’Estaing, ex presidente, publicó una novela que contiene pasajes «sensuales» de difícil calificación. Años atrás, todavía presidente, Giscard causó una cierta sensación hablando de la «belleza» de las piernas de una de sus ministras. Quiere la leyenda que Giscard celebrase su elección como presidente, en 1974, con un «devaneo» nocturno en un coche deportivo, acompañado de una actriz que tuvo cierta celebridad hace años.

Mucho más recientemente, Édouard Philippe, primer ministro de Macron, publicó el 2011 una novela policiaca, con una cierta dosis de «erotismo», más o menos crudo, según las sensibilidades.

Aurélie Filippetti, ex ministra de cultura de François Hollande, publicó el 2012 una novela de carácter «intimista» con varios pasajes de «sexo explícito». Marlène Schiappa, actual secretaria de Estado de Macron para asuntos relacionados con la igualdad de hombres y mujeres en todos los terrenos de la vida social, no ha desmentido nunca ser la autora de varias novelas porno soft publicadas durante el último quinquenio.