Alexis Mantheakis, autor del libro, junto a Athina Onassis, heredera griega
Alexis Mantheakis, autor del libro, junto a Athina Onassis, heredera griega - ABC

El divorcio de Athina Onassis ya tiene su versión literaria

El libro «El cuaderno rojo» documenta las infidelidades de Doda Miranda durante 11 años

AtenasActualizado:

Tiempo, paciencia, un inesperado golpe de suerte y, por supuesto, su acceso al núcleo duro de los Onassis. He aquí los pilares en los que se sustenta «La carpeta roja», un polémico libro que fue presentado ayer en Atenas y en el que el empresario Alexis Mantheakis disecciona el matrimonio de la heredera griega Athina Onassis (33) y el jinete brasileño Álvaro Affonso de Miranda Neto (45), más conocido como Doda. Mantheakis, quien durante años fue el relaciones públicas de Thierry Roussel -cuarto y último marido de Christina Onassis y padre de Athina-, además aporta documentos que prueban las multiples infidelidades de Doda y cuyo valor ha sido fundamental para el proceso de divorcio, que culminó a finales de 2017.

En «La carpeta roja» Mantheakis relata cómo la que resultó ser una escort o chica de alterne del apuesto Doda durante mas de ocho años contactó con él a través de Facebook y, en base a su informaciones, se elaboró un dosier que llegó a las manos de los abogados belgas y holandeses de Athina: la referida carpeta roja con pruebas de la doble vida del jinete. Algunos episodios no tienen desperdicio. Por ejemplo, que Doda «compartía» los servicios de la scort, identificada con el seudónimo de Niki, con sus amigotes brasileños; que las infidelidades comenzaron meses después de la boda de la ahora expareja, en 2005; o que el brasileño salía con frecuencia por la noche, dejando a su esposa frente al televisor.

Al parecer, no fue hasta mayo de 2016 cuando la nieta de Aristóteles Onassis no tomó verdadera conciencia de las traiciones de su «adorado» Doda y solo después de que le abriera los ojos un empleado de su magnífica casa de Wellington (Florida, EE.UU.), testigo de algún desliz del jinete. Pese a que entonces tomó la decisión de separarse, Athina prestó generosamente a Doda Miranda uno de su caballos para que participara, semanas después, en los Juegos Olímpicos de Río. El capitán del equipo brasileño de hípica no consiguió ninguna medalla.

El divorcio de Onassis y Miranda se firmó en Bélgica a finales de 2017, sin que hasta la fecha se conozcan los detalles finales. Se sabe, sin embargo, que existía un acuerdo prenupcial por el que Doda recibiría un millón de dólares por año de casado (fueron once). El jinete pedía mucho más, pero gracias a la intervención del abogado especializado en divorcios multimillonarios Robert Stephan Cohen y a la «carpeta roja», Athina logró un acuerdo satisfactorio.

«La muñeca de acero»

Mantheakis ha sido testigo de muchos momentos íntimos y familiares de la heredera, sobre todo durante sus viajes a Grecia y sus vacaciones en Ibiza con su padre, Thierry Roussel, y sus hermanos. No oculta su aprecio a por esta mujer hermética, políglota -habla francés, inglés, portugués y sueco- y antaño «entregada esposa». Sin embargo, en algún momento se refiere a ella como «una muñeca de acero».

Cuenta, por ejemplo, que durante unos meses dejó sin pensión a Olga, una anciana prima de su abuelo (era una obligación testamentaria de Aristóteles Onassis), forzándola a buscar comida en la basura. Y se lamenta de que cuando el propio Mantheakis le solicitó ayuda financiera para los elevados gastos hospitalarios de su mujer, enferma de cáncer, no obtuvo respuesta. Según el autor de «La carpeta roja», Athina ha cerrado aún más su estrechísimo círculo privado: vive rodeada de sus caballos, acompañada de sus empleados y sus abogados, alejada de los Miranda o los Roussel y ajena a la huella de los Onassis.

El brasileño Doda Miranda, ex de Onassis, con Denize Severo, su novia actual
El brasileño Doda Miranda, ex de Onassis, con Denize Severo, su novia actual - INSTAGRAM

El libro también muestra los parecidos entre Thierry y su jinete brasileño: los dos son ambiciosos, preocupados por su aspecto físico y les gusta el dinero. Roussel lo obtuvo de su primera mujer Cristina: muchos millones en el pasado y una renta vitalicia que supera los dos millones de dólares al año desde su muerte en noviembre de 1988. Además, cuenta detalles como cuando Doda salía por la noche dejando a su esposa en casa. Ahora desde su separación y posterior divorcio, se consuela con una guapísima presentadora brasileña rubia, Denize Severo.

A lo largo de toda la obra se muestra la tristeza y la soledad de una Cristina Onassis que a pesar de sus cuatro matrimonios y sus millones de dólares, no fue feliz más que con Athina en brazos, hija a la que estuvo a punto de perder por tomar barbitúricos durante el embarazo y haber seguido una dieta a base de coca cola, chocolates y pastillas para dormir, espabilarse y adelgazar.