ERNESTO AGUDO

Una denuncia, un balcón y «Sálvame»: así fue la caída a los infiernos de Ángel Garó

El humorista gaditano ha sido uno de los grandes personajes de 2017. Tras ser grabado desnudo increpando a unos polícias, ha desaparecido del foco mediático

MADRIDActualizado:

Ángel Garó soplará este viernes 53 velas en una tarta. El humorista está de cumpleaños, hoy es su día y tiene derecho a pedir un deseo antes de comerse su porción de tarta. Y a pocos extrañaría que el deseo del actor fuera uno diferente a borrar el año 2017 de su historia.

Tras años desaparecido del candelero, Garó volvió a ser noticia tras ser denunciado por su pareja, Darío, por malos tratos. El cómico fue detenido cuando estaba a punto de coger un AVE a Madrid y puesto en libertad horas más tarde. Todo podría haber quedado ahí si no fuera por dos factores: «Sálvame» y el balcón.

Pocos días después de su detención apareció en las redes sociales un vídeo grabado hacía un año en el que aparecía Garó en el balcón de su céntrico piso malagueño, desnudo e increpando a unos policías. ¿El motivo? Una disputa vecinal después de que el cómico, enfadado por el ruido de los camiones de la basura, pusiera música a todo volumen de madrugada, despertando a sus vecinos.

Pero lo que logró viralizar el vídeo no fue la desnudez de Garó, sino sus palabras. Todavía enfadado con los basureros, gritaba a los agentes: «Cogedles la documentación a estos señores. Ellos son mis empleados, que para eso pago 2.800 euros de IBI», a la vez que se negaba a bajar a la calle ante los reclamos policiales: «No voy a bajar. A mí me pagan para verme. Me he puesto una camisa para hablar con ustedes, pero no me pidan que baje. No os voy a dar ese gusto». Para rematar la escena, vociferó a los policías: «Pedid los papeles al moro de la esquina. Vaya usted al árabe de la esquina y piense en los 2.800 euros que pago».

Ligando con «Sálvame»

El escándalo de Ángel Garó tuvo lugar a finales de junio de 2017. Empezando la temporada estival, los programas de televisión se enfrentaban al mayor problema de los medios en verano: no hay nada que contar.

Con semejante panorama y el jugoso vídeo viralizado, Ángel Garó se convirtió en el María Lapiedra-Gustavo Gónzalez del momento. El primero en pasar por el plató fue su pareja, Darío, abriendo la puerta a cualquier familiar del actor: su sobrina, su hermana, sus tíos y hasta su abuela acudieron al programa.

Pero, ¿y el protagonista? Pues el protagonista estaba utilizando todas sus armas de ligoteo con el programa. Tras entrar por teléfono en varias ocasiones, se negó una y otra vez a acudir al «Deluxe», demostrando que «hacerse el duro» es un básico en «Conseguir lo que quiero for dummies». Y lo que Garó quería era dinero. Él mismo lo reconoció en una llamada telefónica del programa: «Me estoy forrando con vosotros».

Ángel Garó entrevistando a Ángel Garó
Ángel Garó entrevistando a Ángel Garó-TELECINCO

Y por fin llegó el momento. Garó acudió al «Deluxe» para contarle a Jorge Javier Vázquez que su expareja era «una persona desequilibrada» y que él estuvo «29 horas en el calabozo sin hacer pis, como un delincuente». Pero todavía quedaba lo mejor. Ángel Garó fue convencido por el programa para protagonizar una autoentrevista en la que Garó preguntaba a Garó por su vida. Y se metió bien en el papel, porque en un momento de la grabación el artista se derrumbó y pidió parar. Todo un artista.