Sports Illustrated, última edición
Sports Illustrated, última edición - Twitter

Las «gordibuenas» vuelven a estar de moda

La modelo Ashley Graham, que ya ha salido en la revista y en otras como «Elle» o «Vogue» se considera a sí misma «activista del cuerpo» y protagoniza la portada de «Sports Illustrated»

MadridActualizado:

Ashley Graham, de 27 años, es una famosa modelo XL que desde hace meses acapara portadas en todo el mundo. Su última y más esperada aparición venía la luz el pasado fin de semana cuando una de las revistas más explosivas del mercado por sus populares portadas hacía públicas las imágenes de su última edición, con Graham en bikini cuya sirena en el mar.

La personalidad y confianza en sí misma, así como su belleza, absolutamente compatible con sus curvas, poco común en las pasarelas la ha convertido en una de las modelos más solicitadas. Considerada a sí misma como una «activista del cuerpo», ha sido elegida porque es «una sensual obra maestra femenina. Reto a la gente a no mirarla. Reclama tu atención en sus fotos. Posee el atractivo sexual que toda mujer debería tener. Su autoconfianza es contagiosa», dice MJ Day, redactor jefe asistente de la famosa revista.

Y es que el atractivo y la sensualidad no guardan relación con la talla, la edad o el peso. Esta ha sido la premisa con la que ha trabajado «Sports Illustrated» en las últimas semanas, que ha decidido dedicar su última portada a las modelos «curvies». Nicola Griffin, de 56 años, protagoniza el especial de trajes de baño con sus compañeras Ashley y Philomena Kwao, que aparecen con bañadores de la firma Swim Suits For All, en las distintas caras de la publicación.

Ashley Graham y Nicola Griffin
Ashley Graham y Nicola Griffin- Twitter

Como ya adelantamos, Graham no será la única que aparezca con un femenino y sugerente atuendo. Otra modelo que encontraremos, eso sí, esta más convencional atendiendo a los estándares de la revista, la ocupa la modelo californiana Hailey Clauson. De 20 años de edad, es la quintaesencia de la modelo estadounidense, rubia, 1,80 de estatura y cara angelical: «Es la definición de la bomba moderna. Si conocemos un poco más de ella apreciaremos su belleza aún más. Tan inquietante como su belleza es estar un minuto en su compañía: te sentirás como si la conocieras desde hace años», dice MJ Day. La tercera modelo de portada es la célebre luchadora de artes marciales mixtas Ronda Rousey. Con 29 años de edad, Rousey posa además desnuda, a excepción del 'body painting' o pintura corporal que luce su cuerpo. «Ronda es un fenómeno cultural. Es la combinación perfecta de belleza, cerebro, músculos y humildad. Posee un espíritu más grande que el espacio que la rodea, y es al mismo tiempo contagiosa e inspiradora. Es como un fénix, tan fiera como hermosa, como cualquier criatura mítica representada jamás», dice Day.

Como recordamos, fue en 1964 cuando se lazó a los quioscos por primera vez Sports Illustrated Swimsuit. Una publicación que ha mostrado en sus portadas cuerpos espectaculares, tersos y oleaginosos de la talla de Irina Shayk o Kate Upton. Sin embargo, para esta última publicación han apostado por las modelos más «curvis», demostrando que el atractivo de estas mujeres nada tiene que envidiar al de las siluetas que se suelen ver en los anuncios publicitarios o en la pasarela.

Muchos han sido los que han criticado a la revista por «ir tan lejos» en esta edición, pero de lo que no cabe duda es que estas mujeres reales y su gran belleza, están arrasando en portadas y en pasarelas.