Melania Trump y Brigitte Macron en la Galería Nacional de Arte
Melania Trump y Brigitte Macron en la Galería Nacional de Arte - AFP

Las curiosas coincidencias en el estilismo de las damas consortes en sus visitas oficiales

Un enigma que hace preguntarse si se trata de algo consensuado o simplemente fruto de la casualidad

MadridActualizado:

La labor de presidente, o de jefe de Estado, resulta una tarea bastante complicada. Estar pendiente de las relaciones internacionales y de que el país funcione son reglas que se complementan con un buen saber estar. En este punto es donde entran en juego el papel de las primeras damas.

Hace unos días fuimos testigos de un duelo de estilo entre Melania Trump y Brigitte Macron. La visita oficial de Emmanuel Macron a Estados Unidos no solo ha puesto de manifiesto la buena sintonía entre el presidente galo y su homólogo Donald Trump, sino también el buen gusto de sus mujeres, cuyos estilismos han sido de lo más aplaudidos.

Las primeras damas demostraron tener gustos similares a la hora de elegir vestuario y para su visita a la Galería de Arte Nacional de Washington, ambas se decantaron por el blanco. Especialmente llamativo fue el «look» de Melania, con un dos piezas y sombrero de ala del diseñador Michael Kors.

Doña Letizia y Carla Bruni
Doña Letizia y Carla Bruni- Internet

Este hecho ha llevado a preguntarse si todo esto ha sido parte de un «outfit» consensuado o simplemente fruto de la casualidad. Una incógnita que trae a la mente un encuentro entre Carla Bruni y Doña Letizia en 2009 marcado también por su estilismo.

Aquel momento era importante porque era el primer viaje oficial de la primera dama francesa como mujer de Nicolas Sarkozy, por eso también había especial atención a su vestuario. La por entonces Princesa de Asturias, no se dejó eclipsar por Carla Bruni y el duelo de estilismo que se lidió entre ellas acaparó muchas portadas.

El encuentro entre las damas se produjo durante la recepción en el Palacio de la Zarzuela. Para la ocasión, la primera dama gala eligió un vestido de Dior en tono azul por encima de la rodilla y ajustado a la cadera con un cinturón. Doña Letizia apostó por Felipe Varela y un vestido de jaretas horizontales de color grosella.