ABC

Cindy Kimberly: «La foto que publicó Justin Bieber no fue una estrategia de marketing»

Saltó a la fama cuando el cantante subió a su cuenta de Instagram una imagen suya. Ahora vive en Barcelona y es la española con más seguidores en la red social

BARCELONAActualizado:

Diciembre de 2015. «Oh, Dios, ¿Quién es ella?», preguntó Justin Bieber a sus más de 47 millones de seguidores de Instagram. Junto al comentario, la foto de Cindy Kimberly, una joven holandesa afincada en Denia (Alicante). Cindy tenía entonces 16 años y 80.000 seguidores en Instagram. A los pocos días un ojeador de una agencia de modelos le hizo una visita y le propuso mudarse a Barcelona, donde le buscaron un piso, un nutricionista y un entrenador personal. Hija de madre soltera, su progenitora se mudó con ella. Esta semana, se reunió con ABC en un hotel de Barcelona para hablar sobre Flormar, la firma de cosméticos para la que ahora es imagen. «Desde que Justin publicó esa foto, la vida me ha cambiado drásticamente, pero sigo siendo la misma», cuenta Kimberly a este periódico. «Ha sido un cambio muy fuerte», que le ha abierto muchas puertas. De hecho, publicará un libro en pocos meses: «He estado un año trabajando en él. Me hace mucha ilusión porque me encanta leer, mi libro favorito es "El alquimista", de Paulo Coelho, también he leído los de Harry Potter. No es una autobiografía, en realidad habla de lifestyle». ¿Cuenta todo lo que le ha pasado desde que Bieber la descubrió? «Creo que algo de eso sale, pero yo no decido lo que la editorial quiere poner en el libro. Lo terminamos de escribir hace un mes, debería salir pronto».

Sobre el cantante canadiense, Kimberly prefiere no pronunciarse. «No me gusta hablar sobre ello porque quiero respetar su privacidad», dice. Aunque sí reconoce que fue a verle al concierto que dio el año pasado en Barcelona porque «como artista» le gusta mucho. ¿Qué les diría a todos aquellos que piensan que la foto de Bieber fue, en realidad, un golpe maestro para lanzar su carrera? «He escuchado a gente decir que yo le he pagado a Justin para que pusiera esa foto. No fue una estrategia de marketing, soy hija de una madre soltera sin recursos. No nos podríamos haber permitido una campaña de estas características».

Después de aquello los seguidores de Kimberly en la red social comenzaron a subir, ahora es la española con más adeptos (2,8 millones), muy por enfima de Sara Carbonero y Paula Echevarría. Sin embargo, ella creó su perfil de Instagram en marzo de 2015 y tenía muy pocas fotos (la mayoría eran de dibujos) cuando Bieber preguntó por ella y la hizo famosa. «Cuando creé el perfil quería que fuera una cuenta enfocada al arte, donde poder enseñar mis dibujos. A veces subía fotos mías, pero muy pocas», recuerda. El número de publicaciones no ha aumentado mucho desde entonces. Ahora mismo solo tiene 177 fotos en Instagram. ¿Qué cree que aporta a su cuenta de Instagram para tener tantos followers con tan pocas fotos? «Trato a mis seguidores como si fueran mis amigos, no a una audiencia a la que me dirijo. Eso les atrae, porque a mí me gustaría que me tratasen así. También hablo en inglés y puedo atraer a más público».

A los pocos meses de publicar aquella intantánea que tanto le ha cambiado la vida, Bieber dejó de seguir a Kimberly en Instagram. ¿Por qué lo hizo? «No lo sé, habría que preguntárselo a él», declara mientras suelta una carcajada. En unos días viajará a Nueva York, donde seguramente participe en una campaña que «si sale, será un éxito». Allí aprovechará para pasar unos días con su novio, el modelo Neels Visser, quien ya es un asiduo sobre las pasarelas de Dolce & Gabbana. «No se nos está haciendo nada complicada la distancia, nos vemos todos los meses», afirma. Aunque Cindy es joven, sabe que la carrera como modelo de campañas publicitarias (en la mayoría de los casos) tiene fecha de caducidad, por eso en un futuro le encantaría estudiar algo relacionado con la Psicología. «Cuando acabé el bachillerato me vine a Barcelona, no me ha dado tiempo a pensar en ello. También me gustaría ser actriz, pero no por ser famosa. De hecho, no me importaría actuar en un teatro», señala. Y concluye: «Lo que me gustaría también es poder tener un show, como Beyoncé». Quizá entonces se reencuentre con Justin Bieber.