Isabel Sartorius
Isabel Sartorius - JOSÉ RAMÓN LADRA

César Alierta e Isabel Sartorius, juntos en el homenaje a Cecilia

Ambos disfrutaron de la gala homenaje, coincidiendo con el cuarenta aniversario de la muerte de la cantante

MADRIDActualizado:

Aunque entre sus familiares y amigos se ha corrido el mensaje de que la relación sentimental entre César Alierta e Isabel Sartorius estaría en lo que se llama «perfil bajo» una vez se ha hecho pública lo cierto es que nada más lejos de la realidad en tanto en cuanto siguen haciendo sus planes sin afectarles en demasía lo que trascienda en los medios. Tal y como confirmó la propia Sartorius a este periódico, más que hablar de noviazgo prefiere decir que «nos estamos conociendo.. poco a poco… sin más», pero eso no quita que amigos cercanos aseguren que están encantados y que la historia promete una continuidad.

Lo cierto es que el pasado jueves Alierta y Sartorius pudieron disfrutar juntos de la gala homenaje que el mundo de la música rindió a la cantante Cecilia coincidiendo con el cuarenta aniversario de su muerte y que se emitirá el próximo 24 de diciembre en TVE. Desde Víctor Manuel y Ana Belén a otros como Diana Navarro, Pastora Vega, Amaral, José Mercé o El Consorcio, entre otros, lo que se vivió fue una velada única que tuvo muchos momentos para el recuerdo.

Una de las más emocionadas fue precisamente María Teresa Campos, quien sí conoció y trató a Cecilia, que no dudó en rememorar algunos de esos momentos desde el escenario. La presentadora llegó con Edmundo Bigote Arrocet y se reencontró con viejos amigos a los que hacía años que no veía.

Igual de entregada a la música de Cecilia se vio a una Isabel Sartorius que no paró de cantar cada una de las canciones. Junto a Alierta se la vio feliz y entregada y con una complicidad increíble ya que cantaron muchos temas y disfrutaron con cada momento de la ceremonia. Si alguien creía que iban a esconderse o disimular su relación estaba más que equivocado. Otra cosa es que eviten la foto en la alfombra roja o el posado en una entrevista. Al menos de momento no lo han hecho ni parece que tengan intención. Eso sí su presencia no fue solo por la pasión que demostraron tener con las letras de Cecilia, sino porque se trató de una gala con un fin solidario que sirvió para recaudar fondos a la asistencia de personas con trastornos del espectro del autismo (TEA). Verles cantar «Un ramito de violetas» o «Dama dama» fue la mejor prueba de que lo suyo va viento en popa y sin nadie que les agüe la fiesta.