Gente&Estilo - Gente

Carmen Thyssen lleva su fabulosa colección de joyas al museo

En noviembre la baronesa expondrá su surtido joyero de Bulgari en el Thyssen

Carmen Thyssen
Carmen Thyssen - EFE

A lo largo de su vida, Carmen Thyssen-Bornemisza ha coleccionado mucho más que obras maestras del arte. El joyero de la baronesa guarda tesoros casi tan valiosos como los delicados Fragonard y Degas que ahora cuelgan en el pabellón modernista del Museo Thyssen que ella misma mandó a construir para acoger su colección de pintura. Heini Thyssen fue quien la alentó para que empezara a comprar arte, y él también fue quien le enseñó a amar las gemas.

Fruto de ese amor es una de las mayores colecciones privadas de joyas de Bulgari del mundo. Tita, que también posee un fabuloso surtido de piedras preciosas del americano Harry Winston, siente debilidad por los elaborados engarces de la firma italiana, la misma que desde 1884 embellece a las mujeres más ricas y admiradas del planeta. Divas de Hollywood como Elizabeth Taylor y Audrey Hepburn han protagonizado apasionados romances con los diseños de la emblemática tienda de la romana Via dei Condotti, pero ninguna de ellas ha podido competir con el amour fou de la baronesa por las creaciones de la casa fundada por Sotirios Voulgaris.

En otoño de este año, el Museo Thyssen de Madrid exhibirá algunos de esos tesoros que Tita guarda tan celosamente en cajas de máxima seguridad. Desde el 29 de noviembre, el antiguo Palacio de Villahermosa cobijará «Bulgari. Pasión por Roma», una exposición pensada para mostrar cómo la arquitectura y el arte de la Ciudad Eterna han servido de inspiración a los diseñadores de la maison italiana. La muestra incluirá una selección de creaciones de la Colección Heritage Bulgari, pero las vedettes del show serán las piezas personales de la ex Miss España.

«Será una muestra más pequeña que ‘‘El arte de Cartier’’, pero este es un proyecto muy personal para la baronesa porque ella ha decidido prestar muchas de sus joyas», apunta Guillermo Solana, director artístico del museo madrileño. «Se exhibirán entre 60 y 100 piezas, de las cuales la mitad pertenecen a la baronesa», adelanta. Muchas de ellas «tienen ese sabor a Cleopatra muy hollywoodense», lo que evidencia la influencia de Egipto y la Roma Antigua en el trabajo de los artesanos.

La baronesa siempre ha dejado gemas de su colección privada para las muestras que Bulgari organiza alrededor del mundo, como la que se realizó en el Grand Palais de París en 2011, o la que se celebró en su legendaria tienda romana en 2014. Solo era cuestión de tiempo para que estas obras maestras recalaran en el Thyssen.

Toda la actualidad en portada

comentarios