Pareja sorpresa

Carlos Torretta y Marta Ortega: una amistad en la cumbre de la moda

El hijo de Roberto Torretta y la hija de Amancio Ortega pasan cada vez más tiempo juntos. Sus amistades dicen que «se están conociendo y tienen mucho en común»

MADRIDActualizado:

En los mentideros de la «jet set» madrileña no se habla de otra cosa que de las buenas migas entre Marta Ortega y Carlos Torretta. La hija de Amancio Ortega y heredera del imperio Inditex, de 32 años, y el hijo del diseñador Roberto Torretta, también de 32, pasan cada vez más tiempo juntos. Se conocieron hace tres meses y, aunque su buena sintonía no es una novedad en los círculos «fashion» de la capital, sus amistades se cierran en banda ante la llamada de ABC. «Se están conociendo. No es un secreto ni lo ocultan, pero tampoco lo van a publicitar», aclara un joven empresario que ha coincidido con ellos en varias fiestas y cenas. «Son muy discretos y acuden juntos a los saraos en Madrid, pero no te puedo decir más», añade.

De Marta Ortega se ha escrito todo y más. La hija del creador del «fenómeno Zara» es una eximia amazona y el ojito derecho de su padre. Vivió un amor adolescente con el coruñés Joaquín Arias, hijo del dueño del Banco Pastor, y un noviazgo de dos años con el jinete Gonzalo Testa. En 2012, tras terminar su carrera en la European Business School de Londres y dar sus primeros pasos en Inditex en Reino Unido e Italia, se casó con el jinete Sergio Álvarez Moya, con el que tuvo un hijo, Amancio Jr., de 3 años. En diciembre de 2014 se separaron amistosamente.

Actualmente, Marta trabaja en la empresa familiar en Arteixo (La Coruña), donde se levanta el centro de operaciones del mayor grupo de distribución de moda del mundo. En noviembre del año pasado, algunos medios la relacionaron con Alfonso Álvarez Santullano, coruñés como ella. Nada más lejos de la realidad. A Marta y Alfonso solo les une una amistad desde sus años de infancia en el colegio Santa María del Mar, «los Jesuitas de La Coruña».

Sobre Carlos Torretta se sabe menos. Hijo del diseñador argentino Roberto Torretta y de Carmen Echevarría, «Charly» –como lo llaman sus amigos– vive entre Estados Unidos y España desde que, de adolescente, empezó sus estudios en un internado de Vermont. Allí compartió pupitre con Max Snow, miembro de la poderosa dinastía de petroleros y empresarios textiles De Menil. Graduado en Bellas Artes y Publicidad por la Universidad de Pace, en Nueva York, Torretta Jr. trabajó en publicidad antes de adentrarse en el mundo de la moda como agente de modelos para la agencia The Society Model Management. «Siempre me encantó la moda. Desde pequeño tuve claro que quería dedicarme a esto», reconoció a «Mujer Hoy» en 2014.

Entre súpermodelos

En enero de este año, el nuevo amigo de Marta Ortega acompañó a la supermodelo Kendall Jenner, hermana pequeña de Kim Kardashian, en su visita a Barcelona para promocionar la apertura de una tienda de Mango. Torretta pasó casi desapercibido para la prensa, pero allí estaba custodiando a su famosa clienta. Es el encargado de la gestión de la trayectoria de Kendall y de muchas más modelos de fama internacional. Hasta no hace mucho salía con una de ellas, la top franco-sueca Sigrid Agren. La llevó a la boda de su hermana, María Torretta, en julio del año pasado. «Pero lo dejaron hace meses y él está muy ilusionado con Marta, tienen mucho en común», revela un íntimo.

Ciertamente, Marta y Carlos comparten mucho. Ambos se educaron en internados (ella en uno suizo) y se criaron entre costuras, modelos, backstages y pruebas de vestuario. Los dos también decidieron empezar desde abajo en el negocio de la moda (Carlos en Nueva York, y Marta doblando camisas en una de las tiendas de su padre en la londinense Oxford Street). Además, son apasionados de la fotografía y admiran especialmente a los fotógrafos Helmut Newton, Juergen Teller y Mario Sorrenti.

Más cercana

Hace pocas semanas, Sorrenti fotografió a Marta semidesnuda en las playas de Barbados. La imagen sorprendió por la discreción de la que la heredera gallega suele hacer gala. Pero dicen que Ortega es una mujer nueva desde hace unos meses. «Está más relajada antes las cámaras y sale más», señalan. De hecho, de un tiempo a esta parte se ha dejado ver en varias fiestas de amigos de Torretta. En enero asistió al cumpleaños de Eugenia Silva en el Museo del Traje, donde posó con Luis Medina, Amaia Salamanca y Rosauro Varo; y en febrero visitó ARCO custodiada por dos íntimos de Carlos y de ella: el fotógrafo de moda Gonzalo Machado y la interiorista Mafalda Muñoz.

Buenos contactos

No es la primera vez que Carlos Torretta cautiva a una bella y exitosa mujer. Hace unos años, antes de su relación con la supermodelo Sigrid Agren, fue novio de la «it girl» Victoria Traina, hija del magnate californiano John Traina y de la escritora Danielle Steel. Además, entre sus amistades figuran cachorros de la jet set de ambos lados del charco. Entre sus contactos neoyorquinos figuran el diseñador Alexander Wang, la «socialite» Annabelle Dexter-Jones y el empresario de la noche André Saravia. En Madrid suele salir con Álvaro Falcó, hijo de Fernando Falcó y Marta Chávarri; Alberto Comenge, hijo de Mari Luz Barreiros, o la modelo y aristócrata Teresa Baca.

Torretta se siente muy orgulloso de su padre, pero nunca llevó bien la fama heredada. «Tiene que ver con un trauma infantil», explicó con humor a «Vanity Fair», en 2015. «A los siete años insistieron en que participara en un desfile de hijos de diseñadores famosos. No tenía muchas ganas y encima me tocó caminar por la pasarela con un dálmata, pero tenía pánico a los perros. Todavía no me he recuperado...», reconoció. Marta tampoco es amiga de los focos, aunque eso está cambiando. «Ella, que siempre pasó de la ''jet set'' de Madrid, ahora se ha metido de lleno en ella», dicen.