Brigitte Macron junto a Melania Trump
Brigitte Macron junto a Melania Trump - AFP

Brigitte Macron se apiada de Melania Trump: «Vive recluida sin poder hacer nada»

La mujer del presidente francés aseguró que la personalidad pública de la primera dama estadounidense puede llevar a equívocos de cómo es realmente: «Es amable, encantadora, inteligente y muy abierta»

MadridActualizado:

El presidente francés, Emmanuel Macron, y su esposa Brigitte, viajaron la semana pasada hasta Estados Unidos para reunirse con el presidente del país. Esta fue la primera visita de Estado de un presidente a la Casa Blanca desde que llegó Donald Trump al poder. El presidente francés y su mujer fueron recibidos con todos los honores por Trump y su esposa Melania. Fue un encuentro lleno de gestos que demuestran la buena relación que les une.

Sin embargo esta visita no estuvo exenta de polémica, pues Melania Trump se convirtió el blanco de las críticas en las redes sociales por su elección de sombrero durante la visita oficial, que resultó desproporcionado para su figura y su atuendo, dando lugar a numerosos memes en las redes sociales.

Durante la visita oficial, las primeras damas tuvieron tiempo para conocerse. «Es realmente divertida. Tenemos el mismo sentido del humor», revelaba esta semana Brigitte al diario francés «Le Monde». Brigitte aprovechó la entrevista con el diario francés para explicar que la personalidad pública de Melania puede llevar a equívocos de cómo es realmente: «Es amable, encantadora, inteligente y muy abierta», sentenció. «Tiene una personalidad muy fuerte, pero trabaja para esconderla. Se ríe con facilidad y de todo, pero lo muestra menos que yo».

Durante la entrevista, la exprofesora confesó que intercambió algunas confidencias con Melania. Por ello, explicó la dura vida de su homóloga estadounidense en la Casa Blanca: «No puede hacer nada de nada. Ni siquiera puede abrir una ventana en la Casa Blanca. No puede salir. Está mucho más limitada que yo. Yo salgo cada día en París», relataba visiblemente afectada. Aseguró que continúa llevando una «vida normal», con un contacto regular con su familia, sus hijos y nietos. «Soy la esposa de Emmanuel Macron, no la del Presidente de la República. No siento el peso de ser Primera Dama, a pesar de que soy consciente de esa responsabilidad», agregó.