Meghan Markle y el Príncipe Harry - AFP

Boda Meghan Markle y el Príncipe HarryTodas las curiosidades de la fiesta nupcial: El discurso del padre del novio, la actuación de Elton John y más

Casi sin poder contener las lágrimas, el Príncipe de Gales se refirió a su hijo como «mi querido Harry» y confesó lo orgulloso que se sentía de ver el hombre en el que se había convertido

MadridActualizado:

El Príncipe Carlos tuvo un papel fundamental durante la ceremonia que dejó sin aire a medio mundo. A mitad del pasillo, tomó el brazo de Meghan Markle para conducirla hasta su hijo Harry, quien esperaba frente al altar visiblemente emocionado.

Por la noche, y después de todas las recepciones realizadas por los novios, los invitados se dirigieron a a la recepción del Príncipe Carlos. La pareja acudió a Frogmore House desde el Castillo de Windsor en un Jaguar E-Type Concept Zero descapotable, color azul plateado, un vehículo que data de 1968 y ahora se ha adaptado como coche eléctrico.

El emotivo discurso del Príncipe Carlos

Ante la atenta mirada de los 600 invitados, el Príncipe de Gales describió cuán emocionado se sentía al ver a su hijo menor casarse con el amor de su vida. Casi sin poder contener las lágrimas, se refirió a su hijo como «mi querido Harry» y confesó lo orgulloso que se sentía de ver el hombre en el que se había convertido.

Los invitados destacaron la emotiva acogida por parte del Príncipe Carlos a Meghan Markle y su madre, Doria Ragland. Con relativa frecuencia, durante la recepción, se podía ver al hijo de la Reina Isabel II rodeando a la Sra. Ragland con el brazo en señal de afecto y confianza.

El Príncipe Carlos junto a Doria
El Príncipe Carlos junto a Doria - AFP

Harry, «el hombre más feliz del mundo»

El Príncipe Harry pronunció un discurso «fuera de serie» en el que dejó en claro que era el hombre más feliz del mundo. Se mostró muy efusivo en el momento en el que comentó lo hermosa que estaba su esposa y provocó risas al recordar a los invitados dónde estaban y les dijo que no fueran demasiado estridentes y no molestasen a los vecinos cuando salieran del castillo. «No podía llegar muy lejos ya que cada vez que decía 'mi esposa' todos aplaudían y tenía que volver al principio. Fue muy divertido», aseguró Veronica German, directora de la organización benéfica «Dolen Cymru Wales Lesotho Link».

«Fue una atmósfera realmente cálida, los discursos fueron graciosos y conmovedores», aseguró Johnny Hornby, presidente de la organización benéfica Sentebale del Príncipe Harry. «El príncipe Carlos se conmovió por su hijo Harry. Las risas lo convirtieron en un ambiente de fiesta. Entonces Elton John comenzó a tocar. Había mucha tradición pero también mucha modernidad». Por su parte, Peter Fearnhead, cofundador de African Parks, opinó que: «El príncipe Carlos hizo un discurso muy amable, fue increíblemente entrañable. Tiene un sentido del humor maravillosamente seco. El príncipe Harry era encantador con Meghan, están tan claramente enamorados... Todos teníamos una lágrima en los ojos».

La actuación de Elton John

Cuando terminó su discurso, el príncipe Harry preguntó en broma si alguien presente podría tocar el piano antes de presentar a Elton John, quien cantó éxitos como «Tiny Dancer», «Your Song» o «Circle of Life», temas que dedicó a la recién estrenada duquesa de Sussex.

Elton Jhon
Elton Jhon - AFP

Entre los invitados se encontraba Serena Williams junto a su esposo. La estrella del tenis cambió su vestido de día de Versace y se puso un vestido de noche de la casa de moda italiana Valentino, diseñado por Pierpaolo Piccioli para los eventos nocturnos.

@pppiccioli thank you for making me look special on this special evening. @maisonvalentino

Una publicación compartida de Serena Williams (@serenawilliams) el