GTRES

Belén Esteban, indignada con el gran ausente de la graduación de Andreíta

La colaboradora de Sálvame ha explicado los detalles del evento

MADRIDActualizado:

A unos meses de cumplir 18 años, la hija que tienen en común Belén Esteban y Jesulín de Ubrique, Andrea Janeiro, ha terminado el instituto y se ha graduado. El evento se llevó a cabo el pasado viernes 12 de mayo y lo hizo junto a sus compañeros de promoción.

A la graduación asistieron sus amigos, parte de la familia materna, su madre y la pareja de esta, Miguel. Pero hubo un sector de sus parientes más cercanos, que no estuvieron representados en este día tan especial para la joven.

Ni Jesulín de Ubrique, el padre de Andrea, ni María del Carmen Bazán Domínguez, la abuela, ni la esperada Carmen Janeiro Bazán, tía de la joven y con la que mantiene una buena relación desde un tiempo a esta parte. Belén ha explicado que su ex cuñada «tenía la intención de acudir al evento y que finalmente no pudo ir, porque trabajaba». Aún así, la colaboradora de Sálvame les hizo llegar varias fotografías de su hija vestida de largo, para hacerlas partícipes de ese día.

Lo más bonito de mi vida TE QUIERO hija❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤

Una publicación compartida de Belén Esteban (@belenestebanmenendez) el

El que no estuvo, ni se le esperaba, fue el torero y padre de la chica. Aunque hace unos meses la relación parecía buena y se había producido un acercamiento entre padre e hija, finalmente todo quedó en un espejismo. Belén Esteban reclamaba que Jesulín a pesar de haber prometido ocuparse de los estudios de Andrea en el extranjero, finalmente no lo haría. La princesa del pueblo simplemente se ha limitado a recordar que «él tiene dos hijos con Maria José Campanario y y podrá ir a sus graduaciones y otros eventos».

El día en el que Andrea de despedía de su etapa del instituto «fue muy emotivo». Los padres, madres, abuelos y abuelas se encargaron de ponerles las bandas a los graduados. En el caso de la hija de Belén Esteban, fue la propia Belén la encargada de reconocer este mérito a su hija. «En un principio se iba a encargar mi madre pero, finalmente me cedió el privilegio». También recordaba emocionada la diferencia de comportamientos entre el padre biológico y su pareja Miguel que «pidió el cambio de turno en el trabajo para poder acudir».

MAMA TE QUIERO ❤❤❤❤

Una publicación compartida de Belén Esteban (@belenestebanmenendez) el

El curso que viene, Andrea estudiará en el extranjero, no se sabe ni la carrera ni el destino, pero la decisión ya está tomada y aunque a Belén «no le hace mucha gracia separarse de su hija», pero está convencida de que es por su bien y se consuela pensando que «mantendrá el contacto con ella gracias a las nuevas tecnologías».