Kim Basinger
Kim Basinger - ABC

Kim Basinger y su afición a la cirugía estética

La actriz estadounidense, icono de los 80, se ha vuelto a retocar el rostro

MADRIDActualizado:

Por muy guapa que seas, los años pasan igual para todos y, sino que se lo digan a Kim Basinger. A sus 63 primaveras, la actriz estadounidense ya no es la que era y, quizá por eso, ha decidido renovarse.

El mito erótico de la década de los años 80 llegó al estreno de «Cincuenta sombras más oscuras» en Los Ángeles con una nueva imagen que sorprendió a todos. La protagonista de «L. A. Confidencial» (1997), película por la que recibió un Oscar como mejor actriz, se ha vuelto a retocar la cara.

Desde que se convirtió en sexagenaria se ha obsesionado con su rostro y ha pasado por el quirófano en más de una ocasión. Tanto es así que la intérprete no parece la misma: no tiene arrugas ni patas de gallo, sus pómulos están más marcados y sus cejas han perdido movilidad. Carece de expresión.

Kim Basinger en la película «Cellular», en 2004 y una imagen de 2017
Kim Basinger en la película «Cellular», en 2004 y una imagen de 2017

Esa misma afición a la cirugía estética la tiene su compañero de reparto de «Nueve semanas y media», Micky Rourke, aunque en su caso, las operaciones han acabado por deformarle la cara. El actor es asiduo a los cambios de imagen: implantes, tintes, cortes de pelo, atuendos variopintos y, por supuesto, el quirófano.