Twitter

Ariana Grande, de estrella infantil a símbolo contra el terrorismo

Hoy volverá a subirse al escenario en Mánchester junto a Justin Bieber o Miley Cyrus para ofrecer un concierto benéfico

CORRESPONSAL EN LOS ÁNGELESActualizado:

Tiene solo 23 años y su carrera ya está marcada por la tragedia que azotó Manchester el pasado mes de mayo en uno de sus conciertos. Hasta entonces, la trayectoria de Ariana Grande venía determinada por su tenacidad y su talento para alcanzar las notas más altas. Con una imagen ambigua, entre el k-pop (el pop coreano) y el rock de los cincuenta, Grande se erige como el relevo natural en los corazones de las jóvenes que admiran a sus estrellas de la televisión. Si en el pasado Britney Spears, Miley Cyrus o Selena Gómez conquistaron a los adolescentes y se los llevaron de gira con su música, en el presente es Ariana a quien idolatran. Una joven que domina a la perfección las redes sociales, valiente en su discurso en favor del feminismo y cercana a sus millones de admiradoras. Sorprende, o quizá no tanto, que hayan elegido uno de sus conciertos como objetivo terrorista. Ella encarna el futuro libre para una nueva generación de niñas y adolescentes a quien el terror quiere dominar, atemorizar y robar la inocencia. «Nuestra respuesta a la violencia debe ser la unión, ayudarnos unos a otros, amarnos más, cantar más alto», escribió Grande en su perfil de Facebook tras el ataque.

Regreso a Inglaterra

La cantante aterrizó en Mánchester el pasado viernes a primera hora para ultimar los preparativos del concierto benéfico que ofrecerá hoy en la ciudad inglesa, acompañada de grandes amigos como Justin Bieber o Miley Cyrus. Nada más llegar visitó a los niños que continúan ingresados en el Hospital Infantil de Mánchester, heridos en el ataque terrorista. Sus caras de sorpresa y emoción lo decían todo.

La joven que se sentía princesa cuando rodaba para Nickelodeon la serie «Sam & Cat» se ha visto obligada a crecer. Hace apenas cuatro años, Ariana daba vida a Cat Valentine y hacía honor a su recién adquirido estatus de estrella adolescente. Seguía los pasos de sus ídolos como Selena Gómez o Miley Cyrus y cantaba y actuaba combinando a la perfección su talento en ambos mundos. Con una imagen cercana, esta joven latina de la Florida norteamericana, triunfó gracias a su primer álbum «The Way», que llegó a situarse como número uno en la lista Billboard.

A lo largo de su carrera, Ariana ha sido vinculada a varios hombres, desde Josh Hutcherson hasta Niall Horan o Justin Bieber. Aunque muchos de estos han sido sólo rumores, su inestabilidad amorosa se ha convertido en objeto de críticas. La cantante mantiene una relación estable desde hace un año con el rapero Mac Miller, quien le acompañará hoy en el escenario. En la última edición de la revista «Cosmopolitan US», Ariana habló sobre Miller. «Nos admiramos mutuamente» y admitió que nunca ha perdido la cabeza por un hombre. «Nunca he visto el amor como algo que necesito para sentirme llena. Me gustaría ser una mujer completa gracias a mí misma y enamorarme de alguien que también se sienta completo consigo mismo».

Celosa de su vida privada

Ariana no da pistas sobre su vida privada en sus redes sociales, aunque no duda en defenderse cuando se le acusa de precoz o promiscua. «Muchas veces, las mujeres son etiquetadas por tener una visión clara de lo que quieren, por ser fuertes y no tener miedo a alzar la voz. En mi caso soy fuerte y amable, no una sola versión» escribió en su cuenta de Instagram.

El año pasado sufrió un altercado con un fan mientras cenaba con su pareja. Un admirador de Mac se acercó para felicitarlo por su trabajo y al ver a Ariana dijo que si podría tener sexo con ella. La cantante manifestó su rechazo ante las palabras ofensivas y recalcó su aversión a la cosificación de la mujer. «No soy un trozo de carne que un hombre utiliza para su propio placer. Soy una persona adulta que está en una relación con un hombre que me trata con amor y respeto».

Protagonista también de una polémica cuando dio un lametón a un pastel en una tienda y el vídeo de la cámara de seguridad captó el momento, Ariana asegura que la fama no es un camino de pétalos de rosas sino una travesía de espinas. «La fama puede aislarte. A veces me encuentro viajando por muchos lugares y me siento sola».

Con ciento cinco millones de seguidores en Instagram, Grande regresa a Mánchester para dar un concierto que puede verse en directo en las redes sociales. El terror quiere silenciar a las jóvenes valientes, a una generación de mujeres y adolescentes que no tienen intención de dejarse avasallar. Ariana Grande es, sin haberlo elegido, su nueva líder.