Arantxa Sánchez Vicario junto a su exmarido Josep Santacana
Arantxa Sánchez Vicario junto a su exmarido Josep Santacana - Gtres

Arantxa Sánchez Vicario, «destrozada» tras su inesperado divorcio, recupera el apoyo de su familia

Por otro lado, la familia de Josep Santacana ha desmentido que el empresario se hubiera adueñado de toda la fortuna de la extenista

MadridActualizado:

Arantxa Sánchez Vicario (47) vuelve a copar titulares y no precisamente por un asunto deportivo. Este sábado, saltaba la noticia de que su marido, Josep Santacana, le había pedido el divorcio de forma repentina. Según fuentes cercanas a la pareja, su ya expareja había abandonado el ático de Miami en el que el matrimonio vivía junto a sus dos hijos: Arantxa, de 9 años, y Leo, de 7; y se había llevado gran parte de los bienes de la deportista, lo que la habría dejado en una lamentable situación económica.

Tras esta primera información, se han ido conociendo más detalles sobre la sorprendente ruptura. Según adelanta hoy la revista «Lecturas», el matrimonio llevaba cerca de dos años sin hacer vida en común y que la información habría sido filtrada a los medios coincidiendo con la petición por parte de Santacana de la custodia de los dos niños que tienen en común. La revista también asegura que la extenista está completamente devastada, ya que sigue enamorada de su todavía marido, según fuentes cercanas a la deportista. Por otro lado, la publicación anteriormente citada adelanta que la familia de Josep Santacana ha desmentido que el empresario se hubiera adueñado de toda la fortuna de Arantxa. De ser así, la extenista no se habría quedado arruinada, al menos no por ese motivo.

Por otra parte, la colaboradora Marisa Martín Blázquez ha anunciado esta mañana en «El Programa de Ana Rosa» que Javier Sánchez Vicario, el hermano menos conocido de Arantxa, está de parte de la tenista, aunque no haya querido manifestarlo públicamente. Atrás ha quedado el distanciamiento familiar que les llevó hasta los juzgados. Al igual que Javier, su madre Marisa, también ha querido apoyar públicamente a su hija.

Este sería el segundo varapalo para la triple ganadora de Roland Garros. Pues cuando contrajo matrimonio en 2008 con Josep Santacana, acababa de divorciarse de su primer marido, el periodista Joan Vehils, con el que estuvo casada un año.