Amaia Salamanca
Amaia Salamanca - Gtres

Amaia Salamanca aterriza en Argentina para presentar su película junto a Luisana Lopilato

En las pocas horas que lleva en Buenos Aires, Salamanca fue recibida con bombos y platillos en la capital argentina

Barce lonaActualizado:

Este jueves es un día especial para la actriz Amaia Salamanca. Esta tarde la intérprete aterrizó en tierras argentinas para presentar el fruto de uno de sus retos más grandes: la película Perdida. El film, en el que compartirá cartel con la mujer del cantante Michael Bublé, Luisana Lopilato, se estrenará la próxima semana en el país andino y está inspirado en el libro Cornelia, escrito por la periodista Florencia Etcheves. La fecha oficial de su lanzamiento es el 19 de abril y el film narra la historia de una joven que desaparece en medio de un viaje escolar y la desesperación de su amiga por encontrarla. La actriz argentina se pone en el rol de Pipa, una mujer policía que investiga la trata de personas, y es quien se pone al hombro la búsqueda de su amiga, a quien no ve desde hace 14 años. Todo comienza cuando toma la decisión de reabrir el caso. El elenco se completa también con actores como Nicolás Furtado, Oriana Sabatini, Julián Serrano y María Onetto.

En las pocas horas que lleva en Buenos Aires, Salamanca –que acaba de cumplir 32 años- fue recibida con bombos y platillos en la capital argentina, donde estuvo circulando por varios platós de televisión. También Etcheves, la autora del libro en el cual se basa el largometraje, le dedicó un mensaje muy cariñoso a través de su perfil oficial en Twitter donde escribió: «Bienvenida a la Argentina Amaia Salamanca, la sirena de Perdida». Hasta ahora, se mantiene un gran misterio sobre cuál es el rol que interpreta la española en esta película.

El rodaje de la película comenzó a mediados del año pasado bajo la dirección de Alejandro Montiel. Algunas de las escenas fueros rodadas en las Islas Canarias, aunque también sirvieron de escenario algunos paisajes andinos. Se trata del segundo proyecto rodado desde 2017 en Canarias tras «No Dormirás», el film protagonizado por Belén Rueda y Natalia de Molina.

El primer encuentro entre las actrices se produjo en 2017 y ambas se retrataron en una foto en las redes sociales acompañada por una frase de la argentina: «Feliz de conocerte, Amaia. Pronto vamos a estar compartiendo un lindo proyecto juntas». Salamanca respondía con entusiasmo: «Cocinando nuevos proyectos con Luisana».

Si bien para Salamanca esta coproducción hispano-argentina representa todo un reto a nivel profesional, para Lopilato –que se encuentra actualmente atravesando su sexto mes de embarazo- también significa un renacimiento a nivel actoral. A mediados del año pasado, en ocasión de la presentación de los Premios Platino en Madrid, la argentina ya expresaba a ABC su «entusiasmo» por formar parte de este proyecto.

Por otro lado, la semana pasada se confirmaba el sexo del bebé que esperan Lopilato y Bublé, que será la primera niña que se integre a la familia que componen el matrimonio, Noah (4 años) y Elías (2 años).

De vuelta en carrera

Para Lopilato regresar a la pantalla grande implica toda una puesta en marcha tras un largo período de agonía y dolor familiar. Apenas unos meses atrás, la argentina respiraba aliviada tras el duro momento que tuvo que pasar junto a Bublé una vez que ambos recibieron la noticia de que su pequeño hijo Noah padecía cáncer. Cuando la argentina se enteró de la gravedad de la situación se encontraba sola en Argentina y tuvo que enfrentar la situación con coraje y valentía. Inmediatamente, ambos decidieron poner en pausa sus respectivas carreras hasta que se diera algún tipo de solución a la salud de su hijo.

Según la actriz, fueron la oración y la fe que tuvo la familia en la sanación las dos claves indispensables para que el niño pudiera salir adelante sano y salvo. A partir de allí, comenzaron a surgir una seguidilla de buenas noticias en casa de la familia Bublé. Dos meses atrás, una imagen confirmaba el tercer embarazo de Lopilato que se mostraba con una pancita de tres meses paseando junto a su marido y sus dos hijos en los parques de atracciones de Disney.

Por otro lado, la vuelta a la actuación tiene un gran significado para la esposa de Bublé, que poca actividad había tenido en este terreno desde que contrajo matrimonio con el famoso músico canadiense. Hasta hace un año, la actriz era protagonista de numerosas campañas publicitarias, pero estaba alejada del teatro, la televisión o el cine. Además, es la primera vez que se podrá ver a la argentina en un rol tan comprometido y social. Para encarnarlo, tuvo que ejercitarse y hacer prácticas de tiro. Y hasta se utilizaron dobles de riesgo en las más delicadas.

Con este nuevo objetivo por delante, las dos actrices darán que hablar en la próxima semana a ambos lados de «el charco» cuando el público se acerque a las salas de cine para encontrarse con una historia que promete y que dejará a las personas reflexionando sobre una trama que mezcla delincuencia, robo y prostitución.